,

LOS DIOSES Y LOS HEROES TAMBIEN SE EQUIVOCAN

Por: ‎Juan Carlos Salgüero Paredes

Entre que Griezmann ejercía de estrellita perdido en el campo, pensando en sus dudas de lo que hará en verano y la excelente presión del Sevilla, en el segundo tiempo sobre la banda izquierda, bloqueando al pobre Lucas que sin apoyos, no pudo sacar balones claros casi nunca, ni Carrasco, ni Saúl ni Koke también presionados pudieron ayudarle, se perdió un partido en casa que se estaba ganando. Aunque muchos le nieguen el pan y la sal, Thomas debería haber jugado este partido y sobre todo haber salido para asegurar el 1-0. Los dioses y los héroes también se equivocan al igual que nosotros los aficionados con nuestro exceso de confianza, cuando olvidamos que también los rivales heridos se defienden como gatos panza arriba.

2 comentarios

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *