,

cuál es el único equipo que hace pruebas contra la muerte súbita??? Aquí te lo contamos!

Antonio de Nigris, el futbolista mexicano que murió en la madrugada del lunes de un paro cardiaco, amplía la terrorífica lista de adolescentes players que mueren por errores del corazón. Desde Antonio Puerta a Dani Jarque pasando por el camerunés Foe o el húngaro Feher la muertes dejan de ser novedad por hacerse diarias.

En la actualidad la exclusiva prueba válida para descubrir y impedir inconvenientes cardiacos son los exámen de los genes y sólo hay un club en España que someta a todos los players, tanto a los expertos como a los chavales de las categorías inferiores a esos exámenes que detectan modificaciones en el ADN. Es el Atlético de Madrid.

El resto, algunos con capitales y contratos multimillonarios todavía no se decidieron a instaurar las pruebas genéticas como procedimiento diagnóstico precoz. Oséa, que una cantidad enorme de jovenes de categorías inferiores de clubes indispensables están expuestos a padecer una muerta súbita en algún partido y en algún campo. ¿Por qué no los hacen? Por dinero. Según fuentes médicas, el coste de una prueba genética individual, fuera de algún convenio o protocolo, ronda los 1.500 euros.

Hace tres años, la Liga de Futbol Profesional y la Organización de Doctores de clubes de fútbol firmaron un convenio por el cual se hacen exhaustivas pruebas radiológicas a los futbolistas de Primera y Segunda división. El inconveniente es, según el presidente de los doctores de los clubes y jefe de los servicios doctores del Castellón, Dr. César Cobian que “no hay un reglamento a nivel federativo que obligue a los clubes a hacer todas esas pruebas. Nosotros las hacemos a nivel profesional por el convenio que firmamos con la Liga, pero ni en Segunda B, ni en Tercera ni bastante menos en el fútbol base se hacen. Es una cuestión de dinero. Las pruebas son caras y los más modestos no tienen medios. En este momento, los equipos indispensables, aunque no todos, las hacen además en las categorías inferiores”.

El planeta del fútbol es el más castigado por las muertes súbitas y se pusieron en marcha protocolos y programas para descubrir las situaciones con la máxima antelación. Uno de los pioneros es el que transporta el Dr. Antonio López Farré, jefe de la Unidad de Exploración Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Con la Fundación BBVA y nuestro hospital están llevando a cabo el estudio “Análisis genético de las enfermedades cardiovasculares asociadas a la desaparición súbita cardiaca en el deporte en población joven”. Las cantidades escupen unas 60 muertes al año entre deportistas por muerta súbita. Otro programa es el que se ha firmado este lunes por la Red social de Madrid y el COE para el ‘Estudio y Descubrimiento de Modificaciones Genéticas Cardiovasculares en deportistas de prominente nivel’. Este convenio dejará a todos los deportistas de prominente nivel que necesiten hacer un test genético cardiovascular hacerlo en el Hospital San Carlos.

Los futbolistas pasan anualmente pruebas cardiacas que son las que dicta el protocolo de la de la Organización de Doctores de clubes de Fútbol (www.Aemef.org). En lo que tiene relación a la navegación cardiovascular es obligación someterlos a un electrocardiograma en reposo y un ecocardiograma que según nuestra Organización considera “imprescindible” para descartar “enfermedades cardiacas como la miocardiopatía hipertrófica” primordial causa de la desaparición súbita. La FIFA además pide para sus disputas tener un extenso examen médico de todos los futbolistas. Entre otras cosas, para el siguiente mundial de Sudáfrica los servicios doctores tendrán enviar a FIFA las pruebas de todos los seleccionados.

El complejo caso de Rubén de la Red

Rubén de la Red se encuentra dentro de los casos menos simples con los que se encontró la medicina deportiva. Luego de varias pruebas todavía no le detectaron porqué se causó el síncope que le logró perder el saber en Irún. Pasó bastante más de un año y aunque parezca una contradicción los servicios doctores ‘prefieren’ hallar alguna anomalía en su organismo que logre ser tratada antes que no saber nada y que no se muestre ningún apunte esclarecedor en las pruebas. El fundamento es muy claro. Algún cosa importante que se muestre en los exámenes puede ser diagnosticada, tratada y aceptar que el futbolista siga con su actividad. Pero en la situacion opuesto, si las pruebas no desvelan nada, ¿quién se arriesga a que vuelva a divertirse y le ocurra algo?

Antonio de Nigris, el futbolista mexicano que murió en la madrugada del lunes de un paro cardiaco, amplía la terrorífica lista de adolescentes players que mueren por errores del corazón. Desde Antonio Puerta a Dani Jarque pasando por el camerunés Foe o el húngaro Feher la muertes dejan de ser novedad por hacerse diarias.

En la actualidad la exclusiva prueba válida para descubrir y impedir inconvenientes cardiacos son los exámen de los genes y sólo hay un club en España que someta a todos los players, tanto a los expertos como a los chavales de las categorías inferiores a esos exámenes que detectan modificaciones en el ADN. Es el Atlético de Madrid.

El resto, algunos con capitales y contratos multimillonarios todavía no se decidieron a instaurar las pruebas genéticas como procedimiento diagnóstico precoz. Oséa, que una cantidad enorme de jovenes de categorías inferiores de clubes indispensables están expuestos a padecer una muerta súbita en algún partido y en algún campo. ¿Por qué no los hacen? Por dinero. Según fuentes médicas, el coste de una prueba genética individual, fuera de algún convenio o protocolo, ronda los 1.500 euros.

Hace tres años, la Liga de Futbol Profesional y la Organización de Doctores de clubes de fútbol firmaron un convenio por el cual se hacen exhaustivas pruebas radiológicas a los futbolistas de Primera y Segunda división. El inconveniente es, según el presidente de los doctores de los clubes y jefe de los servicios doctores del Castellón, Dr. César Cobian que “no hay un reglamento a nivel federativo que obligue a los clubes a hacer todas esas pruebas. Nosotros las hacemos a nivel profesional por el convenio que firmamos con la Liga, pero ni en Segunda B, ni en Tercera ni bastante menos en el fútbol base se hacen. Es una cuestión de dinero. Las pruebas son caras y los más modestos no tienen medios. En este momento, los equipos indispensables, aunque no todos, las hacen además en las categorías inferiores”.

El planeta del fútbol es el más castigado por las muertes súbitas y se pusieron en marcha protocolos y programas para descubrir las situaciones con la máxima antelación. Uno de los pioneros es el que transporta el Dr. Antonio López Farré, jefe de la Unidad de Exploración Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Con la Fundación BBVA y nuestro hospital están llevando a cabo el estudio “Análisis genético de las enfermedades cardiovasculares asociadas a la desaparición súbita cardiaca en el deporte en población joven”. Las cantidades escupen unas 60 muertes al año entre deportistas por muerta súbita. Otro programa es el que se ha firmado este lunes por la Red social de Madrid y el COE para el ‘Estudio y Descubrimiento de Modificaciones Genéticas Cardiovasculares en deportistas de prominente nivel’. Este convenio dejará a todos los deportistas de prominente nivel que necesiten hacer un test genético cardiovascular hacerlo en el Hospital San Carlos.

Los futbolistas pasan anualmente pruebas cardiacas que son las que dicta el protocolo de la de la Organización de Doctores de clubes de Fútbol (www.Aemef.org). En lo que tiene relación a la navegación cardiovascular es obligación someterlos a un electrocardiograma en reposo y un ecocardiograma que según nuestra Organización considera “imprescindible” para descartar “enfermedades cardiacas como la miocardiopatía hipertrófica” primordial causa de la desaparición súbita. La FIFA además pide para sus disputas tener un extenso examen médico de todos los futbolistas. Entre otras cosas, para el siguiente mundial de Sudáfrica los servicios doctores tendrán enviar a FIFA las pruebas de todos los seleccionados.

El complejo caso de Rubén de la Red

Rubén de la Red se encuentra dentro de los casos menos simples con los que se encontró la medicina deportiva. Luego de varias pruebas todavía no le detectaron porqué se causó el síncope que le logró perder el saber en Irún. Pasó bastante más de un año y aunque parezca una contradicción los servicios doctores ‘prefieren’ hallar alguna anomalía en su organismo que logre ser tratada antes que no saber nada y que no se muestre ningún apunte esclarecedor en las pruebas. El fundamento es muy claro. Algún cosa importante que se muestre en los exámenes puede ser diagnosticada, tratada y aceptar que el futbolista siga con su actividad. Pero en la situacion opuesto, si las pruebas no desvelan nada, ¿quién se arriesga a que vuelva a divertirse y le ocurra algo?

 

 

 

Fuente de la noticia

Un comentario

Deja una respuesta
  1. ¿CUANDO SE VAN A VER LOS RESULTADOS? La erección cada vez dura más tiempo y se hace más fuerte, la sensibilidad del pene aumenta 2 veces. La longitud y el grosor del pene aúmentan hasta 1,5 cm. Su pene se ve mucho más GRANDE, la forma se hace anatómi camente correcta. http://vozbujdenie.com/la-crema-unica-y-original-titan-gel-opiniones-como-funciona-donde-comprar.html Procura tratar c on tu médico cualquier dolencia o problema y consultarle todas las dudas, aunque te den vergüenza. Ojo con las ETS, nunca las dejes pasar, y se responsable al respecto. Tu pareja debe conocer obligatoriamente si padeces alguna. ATRACTIVO : Para qué engañarnos, a nadie le amarga un dulce. No descuides tu atractivo físico, independientemente del tamaño de tu pene, a tu pareja le seducirá un cuerpo bello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *