,

Final de Lyon UEFA Europa League 2017/18

ULTRAS DEL OLYMPIQUE DE MARSELLA

Anti Francia, Anti Europa…Lo peor de cada casa.

Por SANTIAGO MARISCAL.

 

Dicen que en Marsella, es más fácil comprar un arma, que alquilar un piso, y pequeño.
Es un lugar donde los que mandan no son los políticos, si no los señores de la droga.
Una villa independentista, donde los símbolos franceses están casi prohibidos.
Una metrópolis llena de guetos, a la que los franceses autóctonos, llaman el Bronx, y donde no son bien recibidos.

Fundada en el 600 a.c. por los marineros griegos. Marsella es tras París, la ciudad más poblada de Francia, y una de las más “complicadas” para residir.
En esta ciudad conviven miles de personas, con una alta tasa de desempleo, y donde 1/3 de los residentes viven por debajo del umbral de la pobreza.
Una ciudad con casi un 50% de inmigrantes, donde ellos no se sienten franceses, y un porcentaje cada vez más alto de franceses, no los quieren allí.

Con semejantes precedentes, muchos son los que se “refugian” en el fútbol, para sentirse identificados, apoyados y reconocidos, por alguien.
Por desgracia, muchos también aprovechan los desplazamientos del club para desfogar su ira contra el mundo.

El Olympique juega sus partidos en el Stade Vélodrome de Marsella, con una capacidad para 60.000 espectadores.
De los cuales unos 27.000, son ultras.
Entre estos ultras está muy mal vista la bandera tricolor de Francia.
Lo que más abunda son los símbolos anarquistas y las banderas argelinas, tunecinas o marroquíes.
Hace algún tiempo, a los aficionados marselleses se les recibía en ciertos estadios, con gritos de “Bienvenidos a Francia“.
De hecho en las gradas reivindican la independencia, y gritan que “Marsella no es Francia”.

Tras los ultras de los conjuntos rusos, están considerados por la policía, como los más violentos y peligrosos, de Europa.
En España están hermanados con grupos radicales de izquierda, como los Bukaneros del Rayo, los Riazor Blues del Deportivo y los Biris del Sevilla.
Principales enemigos del Frente Atlético.
De hecho en el 2008, la sección “Madrid” de los Biris, protagonizaron un lamentable episodio, en el que por suerte la policía nacional evitó que estas bestias, consiguieran armar a los ultras marselleses, para el encuentro de Champions en el Calderón.
La policía, les interceptó y decomisó: bates de béisbol, barras de acero, puños americanos, cadenas, navajas, cutters, bengalas y cohetes.

Los ultras marselleses, están divididos en 6 grupos:

Comando Ultra 1984. Son unos 5.000 miembros.
Es el grupo de radicales más antiguo de Francia.
La gran mayoría de este grupo está formado por antisistema, y e hijos de inmigrantes argelinos.
En España se hicieron conocidos por los lamentables incidentes protagonizados en Madrid en 2008, en un partido de Champions, donde destrozaron medio Calderón, y la UEFA sancionó duramente al Atleti.
Tras los incidentes, y a pesar de que le abrieron la cabeza a un policía nacional, Zinedine Zidane, de origen marselles y ascendencia argelina, les defendió.

South Winners 87. Son unos 5.500 miembros.
Son el grupo más númeroso.
Está formado en su inmensa mayoría por hijos de inmigrantes argelinos, italianos, tunecinos, polacos o marroquies.
La gran mayoría de ellos con un enorme resentimiento hacia Francia, por no haber conseguido integrarse.

Yankee Nord 1987. Son unos 5.000 miembros.
Están divididos en varios subgrupos, que acompañan al equipo en todos los partidos, tanto en casa como fuera.
Son el sector “menos” violento de los ultras galos.

Marseille trop Puissant. Son unos 3.000 miembros.
Este grupo coopera con asociación Caravane des Quartiers, para la integración de las comunidades de origen extranjero.

Fanatics 88. Son unos 1.500 miembros.
Su lema es <<Primero los marselleses>>.
Es un grupo con continuas desavenencias entre sus propios miembros.
Están muy apegados a la región histórica, de Provenza, y ondean banderas de esta región en cada encuentro al que acuden.

Dodgers. Son unos 500 miembros.
Es el grupo menos númeroso.
Formaron parte de Yankee Nord 1987, hasta 1992, pero las continuas peleas internas les hicieron separarse.

Estos peligrosos grupos, se agreden incluso entre ellos.
En el 2009, en un encuentro de los cuartos de final de la Copa de la UEFA, ultras de varios de estos grupos, se enzarzan en una multitudinaria pelea, que finaliza con decenas de heridos.
Los ultras no estaban conformes con el reparto del dinero recibido por la venta de entradas.
Los grupos ultras eran los encargados de vender las entradas y de repartirse la caja conseguida.

El Olympique de Lyon (propietario del estadio donde se jugará la final) ha interpuesto una denuncia ante Ministerio Público del Tribunal de Distrito de Lyon, por el delito de destrucción, daño y deterioro deliberado, que es peligroso para la gente.
Y estudia denunciar ante la UEFA, al internacional francés del Manchester City, Benjamin Mendy, quien ha expresado su apoyo a su antiguo club, en las redes sociales, animando a estos a destrozar el OL.
Mendy, publicó un vídeo, cantando la polémica canción de los ultras marselleses, contra el Lyon:
<<Estamos en la final y romperemos todo lo que tengas>>

Según el Olympique, son continuas las amenazas que le están llegando a través de las redes sociales, por parte de los ultras marselleses.
En el último partido Olympique de Marsella-Olympique de Lyon, disputado en Marsella, hubo numerosos incidentes en las gradas, incluso los jugadores acabaron a puñetazos, en los accesos a los vestuarios.

Los ultras galos, van a estar muy ocupados en la final, decidiendo si: destruyen el estadio del Lyon, si intentan agredir a miembros del Frente (para congratularse con sus “hermanos” españoles), o si se dedicarán a agredir a la policía, como suelen hacer también de manera habitual, estos energumenos, en sus desplazamientos.
Los seguidores del Atleti irán a disfrutar de un día de fiesta, mientras que algunos de los galos irán a una estúpida “guerra“.

¿Qué dices?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *