,

OEHRLI UNA HISTORIA DE LUCHA y SUPERACIÓN.

ATLETI FEMENINO 2018/19

Por Santiago Mariscal

El Atleti continúa perfilando la plantilla para la próxima temporada.
La nueva incorporación es compatriota de Viola Calligaris.
Jennifer Ruth Greti Oehrli (Jeni). 13/01/1989. Berna, Suiza. Es guardameta. Mide 1,80 m. Es ambidiestra.

Comenzó a jugar al fútbol con 7 años, como delantero centro, en el FC Zollbrück, con chicos, ya que el equipo carecía de de equipo femenino.
Fue convocada para jugar para la selección regional sub-14 de Bern/Jura. Como no había portera, ella decidió jugar en esa posición.
Alternaba posiciones sobre el terreno de juego, ya que en la selección jugaba como portera, y en el FC Zollbrück, como delantera.

Tras jugar durante 10 temporadas, en el FC Zollbrück, donde era la única chica. Con 17 años le llegó una oferta del Sportclub Worb Femenino, y no lo dudó.
Con este equipo jugó la Nationalliga B. Donde destacó y recibió varias ofertas, entre ellas la del FFC Zuchwil 05, para jugar ya en la Nationalliga A (1ª división suiza de fútbol femenino).

Ya en 1ª ha jugado en:
2006-2009, FFC Zuchwil 05 (Suiza)
2009-2010, FC Thun 1898 (Suiza)
2010-2013, FC Basel 1893 (Suiza)
2013-2015, BV Cloppenburg (Alemania) LESIONADA.
2015-2018, BSC Young Boys (Suiza)

En las temporadas 2006/07 y 2007/08 disputó con el FFC Zuchwil 05, la Women’s Champions League.

Ha ganado:
2006-2007: Nationalliga A y Copa de la Liga.

Selección.
Debutó con la selección Suiza el 03/03/2010.
Desde entónces a disputado 15 encuentros como internacional.
Habiendo jugado también en las selecciones inferiores Sub-17 y Sub-19.

OEHRLI UNA HISTORIA DE LUCHA y SUPERACIÓN.

En la temporada 2013/14, da el salto y abandona su Suiza, con destino a la Bundesliga Femenina, tras fichar con el conjunto germano del BV Cloppenburg.
El 13/03/2013, jugando con la selección nacional, contra Nueva Zelanda, se fracturó el antebrazo izquierdo.
La tuvieron que colocar una placa de titanio, y los médicos la dijeron que jamás podría volver a jugar en el fútbol de élite.
Tuvo que someterse a cirugía 3 veces porque el radio no había crecido como debiera.
Tras estas 3 intervenciones, cuando todo parecía que iba mejor, la placa de titanio se dobló en la rehabilitación, y tuvo que someterse a una 4ª intervención.

Pero Jennifer no pierde el corazón y la voluntad, y en las interminables sesiones de dolorosa rehabilitación, lucha por volver a realizar el deporte que tanto la gusta.
Fueron 2 años en el dique seco, con dolores a veces insoportables, y sin poder ni siquiera abrir el pomo de una puerta, cuenta la propia jugadora.
Rehabilitación 5 días a la semana, durante jornadas de 8 horas, de sufrimiento, para conseguir regresar a la normalidad.

La suiza se pone como meta llegar a disputar con su selección la Copa Mundial Femenina de Fútbol de Canada 2015.
Tras haber disputado apenas media temporada con el conjunto alemán, y estar sin poder jugar 2 años, el BV Cloppenburg, le da la carta de libertad, y el BSC Young Boys, la incorpora a filas con un contrato por 3 temporadas, en fase aun de rehabilitación.

Finalmente lo había conseguido. Su testarudez y su fuerza de voluntad habían dado sus frutos.
Por fin en enero de 2015 vuelve a jugar, pero tras varios buenos encuentros, el infortunio la visita de nuevo.
Está vez se rompe el tendón del pie derecho, lo que le supone mes y medio de baja, y perder la titularidad, en su equipo.
Finalmente Jeni acude a la Copa Mundial Femenina de Fútbol de Canadá 2015.
Y eso que los médicos no daban un euro por su regreso al fútbol de élite.

Desde septiembre del 2016, ella ha compaginado su trabajo en el BSC Young Boys, con la Asociación Suiza de Fútbol, en la promoción de jóvenes talentos.
Oehrli además continúa con sus estudios, como prevanganólogo.
Ella misma dice que es: “Un estudio holístico con módulos en nutrición, naturopatía, entrenamiento mental y manejo del estrés”.
Además continúa con sus estudios de instructora de fitness y masajista profesional.
En el 2016, Jeni bromeaba diciendo: “Quiero volver a la selección nacional como portera, no como masajista”.

La suiza se mostró muy feliz en sus primeras declaraciones como jugadora del Atlético de Madrid Femenino.
Diciendo: “Es un sueño hecho realidad. Estoy muy orgullosa de poder vestir la camiseta de este club”.
Sin duda el Atleti es el mejor destino posible para una luchadora de su talla.

¡¡Bienvenida a la Familia Colchonera!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *