, , , ,

Para VARiar, el Madrid favorecido

Por Luis C. Arcos

Otro derby más, y otro escándalo arbitral más. Lo de siempre. Hay cosas que no cambian. Para muchos, habían muchas ilusiones puestas en la introducción del VAR en la Liga española, habiendo visto lo sucedido en el Mundial. Pero no. Se sigue demostrando que en este país el VAR sólo va a servir para que no se les perjudique a los mismos de siempre. Para que si se les marca un gol en fuera de juego, que no hayan visto los árbitros o sus asistentes, o si hay algún penalty que se les haya pasado desapercido, pues que también se pite. Pero al revés… Ay al revés. Ayer se vio.

En lo futbolístico, partido entretenido, con una parte para cada equipo. Una primera parte en la que el Atleti pudo ponerse por delante en dos claras ocasiones de gol. Un mano a mano clarísimo en el que Griezmann no pudo batir a Courtois en su salida. El portero cubrió muy bien portería, y el francés con una sutil picada golpeó el balón en la cabeza del belga. Una lástima. No fue una parada salvadora, no. Fue un balonazo en la cabeza del portero.

Luego, otra gran llegada del equipo rojiblanco que pondría a Costa delante de Courtois, pero no en una situación favorable. Muy esquinado y con su pierna cambiada, para intentar cruzar al portero con el exterior del pie. Otra clara ocasión fallada. Dos grandes ocasiones de gol que pudieron haber dejado el 0-2 al descanso, pero que no pudo ser.

La segunda parte cambió. El Madrid se echó más arriba metiendo atrás al Atleti, probablemente, tal y como muy bien explicó el Cholo a la finalización del partido, porque las piernas empezaron a fallar debido al gran desgaste de la primera parte, donde el Atleti fue muy superior y no permitió al Madrid llegadas de peligro a la portería de Oblak, que pasó desapercibido. Poco a poco se fueron viniendo arriba, hasta que, en la jugada más peligrosa del Madrid, Asensio se plantó delante de Oblak, para que el mejor portero del mundo desbaratara la ocasión, tal y como nos tiene acostumbrados.

En cuanto a lo futbolístico, poco más. Eso sí, en cuanto al arbitraje… Ahí, otro gallo cantó. Lo de siempre. Ya tienen el descaro hasta con el VAR.

Un centro de Koke buscando a Griezmann que se encuentra con la mano de Casemiro en el área. Ni pita penalty el árbitro, ni el VAR avisa del hecho. Mano clarísima. Parecida a la que hubo en la final del Mundial, o la que se produjo unas horas antes en el partido del Levante.

Otra. Balón al área que intercepta Ramos. Y no con una mano, no. Con las dos. Tampoco pasó nada. Desapercibido. Sin problemas.

Minuto 85. Corner a favor del Atleti. Intento de cabecear por parte de Giménez, y empujón de Casemiro, estando ya en el aire. Desplazamiento en toda regla. Pero tampoco vio nadie el penalty.

A esto podemos sumar la no expulsión de Carvajal en el minuto 52 tras una falta cometida sobre Rodri, que el árbitro señala como falta, pero que permite que Carvajal siga en el campo. Era la segunda amarilla.

Y, por último. Ramos. Dos claras ocasiones de la expulsión. Una. Golpeo a Correa en la cara. Pasó sólo con una amarilla. Y dos. Codazo en el medio campo a Kalinic que podría haber significado, al menos, la segunda amarilla para el de Camas. Tampoco.

6 jornadas de Liga. Pero, por lo que se ve, todo sigue igual. O peor. Porque hacen creer a la gente que el VAR servirá para algo. Pero, a fecha de hoy, con algunos, parece que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *