,

Rodri/Thomas: 100% Garantía.

By Fote

El fichaje de  Rodri este pasado verano ha sido, no sólo uno de los fichajes más importante del Atlético, me atrevo a decir que unos de los más importantes de la liga Española e incluso, por qué no, de toda Europa.

Por todos es sabido la calidad que atesora en sus botas. Juventud, clase a la hora de sacar el balón jugado, acierto en sus pases, juego aéreo y despliegue físico y táctico son entre otras muchas, algunas de las características de Rodri. Además, también hay que destacar la rápida adaptación que ha tenido al sistema y al trabajo que el Cholo Simeone exige a sus jugadores.

No somos del todo concientes del “Pelotero” que tenemos entre manos. Ya es un fijo en las convocatorias de Luís Enrique con la absoluta y hace unos días le hemos visto hacer una primera parte descomunal en el Santiago Bernabéu, donde no se cansó de tocar y tocar moviendo el balón a su antojo de lado a lado, anulando él solo el mediocampo del vecino. Si bien es verdad que el desgaste realizado en el primer tiempo le pasó factura en la segunda mitad.

Y es aquí donde aparece en escena nuestro otro protagonista: Thomas.

Si bien importante es tener un jugador como Rodri en el once, no menos importante es tener un recambio de garantías en el banquillo.

Fuerza, trabajo, salida de balón, llegada e incluso gol son las virtudes de un Thomas que ha empezado la liga aprovechando sus minutos al máximo. Le hemos visto salir de titular en el partido contra el Huesca haciendo, independientemente de su gol, un autentico partidazo.

En la siguiente jornada en el Bernabeu, debido al esfuerzo en la primera parte, el equipo sufrió un bajón físico importante justo cuando el Madrid más apretaba, y allá por el minuto 60, el Cholo Simeone decidió darle entrada en el centro del campo junto a Rodri para intentar frenar ese empuje merengue. Dicho y hecho, ambos sostuvieron al equipo a la perfección, anulando el centro del campo del rival e imprimiendo un mayor ritmo al equipo.

Rodri y Thomas, Thomas y Rodri…  una garantía al alcance de muy pocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *