, , , ,

Dejen paso, llega el Atleti

Por Luis C. Arcos

Aún estaba en nuestra memoria el partido contra el Dortmund y la dolorosa derrota. Pero no hay mal que el día de las Peñas no cure.

Llegaba la Real Sociedad al Metropolitano con ganas de sacar algo positivo, con ganas de sacar provecho de lo sucedido en Alemania. Incluso, desde el propio club, se alimentaba un nerviosismo, aunque efímero, con la alineación equivocada de Kalinic, y su rápida rectificación incluyendo a Diego Costa de titular. No podía faltar el de Lagarto.

Pronto, el Atleti dejó claro que lo de Dortmund había sido un accidente, tal y como Koke indicó al finalizar el encuentro. El Atleti estaba muy bien plantado en el campo. Aunque, en ciertas ocasiones, dejaban la iniciativa a la Real, que, en algún momento, se lo creyó e intentó echar atrás al equipo rojiblanco.

Pero poco duraron esas dudas. El Atleti empezó a tocar, y jugar desde atrás, con un Rodrigo espectacular que estaba en todos los saraos, y un Koke que se encontraba en su salsa. Vaya pareja. Desde aquí salía todo el juego. Abriendo a bandas, para las subidas de Lucas y de Arias, que parece que nos está enseñando los motivos por los que se le ficharon. Bien, defensivamente, y un puñal en sus subidas por la banda. Y con un Saúl que empieza a tomar el sendero que nos tiene acostumbrados, llegando desde atrás y generando muchas ocasiones de gol, acompañado, por la otra banda, de un incombustible Correa que está empeñado en ponerle las cosas muy difíciles a Lemar este año. Tremendo el partido del argentino. Una pesadilla constante para la zaga donostiarra. De sus botas, y de su elegancia y chispa en sus regates salió la jugada que dio lugar al primer gol del Atleti. Recorte tremendo en el área, para darse la vuelta en un palmo y lanzar un centro chut que tocó en Navas y habilitó a Godin para que con la rabia de un guerrero, el charrúa enviara el balón al fondo de las mallas. Su celebración, por todo lo alto. Dejó claro que su implicación y lu liderazgo es total en este equipo.

Y arriba, Diego Costa, que aún reñido con el gol, no para de generar movimientos para habilitar a jugadores que vienen de segunda línea, y de anclar a los defensas para la mejor movilidad de Griezmann. Un Griezmann que sigue demostrando que es uno de los mejores jugadores del mundo. Y que roza con las yemas de los dedos el balón de oro. Menuda jugada y menuda acción la que tuvo el francés en la primera parte, con un remate que se fue arriba por muy poco. De haber entrado ese balón se estaría hablando ya de uno de los mejores goles de la Liga, y a falta aún de 28 jornadas.

Y todo esto en la primera parte que, aún no habiendo mucho mas que un buen control de partido, si había sensación de un equipo grande. Con tablas. Y que sabe a lo que juega. Y de qué manera.

La segunda parte ya fue un recital. Fue el control de la primera parte, pero con mucha más profundidad. La entrada de Filipe por Lucas, por lesión, daba más profundidad a la banda izquierda. Esto, unido a las subidas de Arias por la derecha, que tuvo loca a la defensa de la Real, daba muchísima profundidad al equipo por ambas bandas. El Atleti se estiró, y poco a poco, fue el dueño y señor del partido, hasta que llegó la obra de arte de Filipe, que acomodándose el balón, y con un fuerte golpeo con su pierna derecha, la mala, puso el balón donde suelen ubicarse la telarañas. Tremendo gol, a pesar de la estirada de Moyá que poco pudo hacer por evitarlo.

Gran partido del Atleti en el día de ayer. Otro gran partido, el que nos ha brindado en el día de las Peñas. Este equipo está llamado a cosas importantes. Y todos lo sabemos.

El peor Atleti de Simeone se situó ayer, de momento, líder de la mejor liga de Europa. A pesar de los que lo critican, de los escépticos, y de los agoreros, que han vuelto a sus cuevas.

Señores, el Atleti está aqui, presentando sus credenciales a disputar esta liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *