,

“ OTRA OPORTUNIDAD DESPERDICIADA.”

POR FELIPE BELINCHON.

Otra tarde más en la que el esquivo liderato pasaba de largo ante nuestros jugadores. Se intentó, eso sí que es cierto, pero la suerte que esta vez nos fue esquiva y un equipo el Girona bien plantado con una defensa de cinco, y tres jugadores bendecidos por las hadas del futbol que nos crearon los suficientes problemas para habernos amargado la tarde por completo. Tanto Patrick Roberts, que hizo lo que quiso por la banda de Arias. Pedro Porro que evidencio las carencias por la banda izquierda del Atlético, pues, aunque Saúl estuvo a la altura no es su lugar de residencia o habitual de este gran jugador. Y Stuani jugador al que se le ha dado muy bien los enfrentamientos contra este equipo y hoy no iba a ser menos, penalti y gol, por eso es uno de los máximos goleadores de esta liga.

El Girona jugaba a lo que sabía jugar, a salir en contras rápidas, con una presión alta sobre los medios del Atlético. Y aprovechar las jugadas paradas ya fueran por faltas recibidas o por corners o por fueras de banda cerca de la portería del Atlético de Madrid. Dicho esto, el Atlético de Madrid tenia controlado el partido con el dominio del centro del campo, aunque a veces un poco fallón y otras un poco impreciso. De hecho, una pérdida de balón de Rodrigo puso a Stuani delante de Oblak que se vio obligado a realizar una falta, aunque a mitad de camino se arrepintiera y quisiera quitar la pierna, pero ya era tarde.

Curioso que a nosotros el VAR no nos haya favoreció en circunstancias muy parecidas y hoy el VAR se haya encargado de rearbitar el partido, (que realmente para eso está), y quitándole la razón al árbitro que había pitado Falta, se encargara de mover la falta unos centímetros más adelante y rectificara la falta por penalti.

Luego vemos fantasmas cuando a nosotros no nos pitan jugadas parecidas a estas o no nos rearbitran jugadas que a otros si les rearbittran. ¡Al menos algo que no deja de ser curioso!

Y aquí acaba la primera parte con un resultado engañoso cuando la posesión del balón y el peligro lo había llevado el Atlético de Madrid, sobre todo con la jugada más clara hasta el momento que no entro. Que fue el tiro de Saúl al TRAVESAÑO.

Y empezó la segunda parte sin haberse hecho cambios en el equipo, Simeone confiaría en que estos jugadores revertirían el resultado que campaba en el marcador. Pero nada más lejos de la realidad, el Girona seguía con una presión alta y nuestros jugadores no veían el camino para llegar a la portería contraria. Y Entraron Correa y Gelson Martins, los encargados a la postre de revolucionar el partido. Y dicho y hecho ambos se encargaron de revolucionarlo, aunque a Gelson Martins se le notara falto de ritmo o falto de minutos.

Y llegó el gol en propia puerta del defensa del Girona. Pero hay que resaltar de ese gol el `pase que da Correa, de más de 40 metros y como Diego Costa mata la pelota dejándola muerta a sus pies para rematarla a la puerta de Iraizoz que había sustituido a Bouno que se había lesionado. Pero como he dicho la pelota queda muerta a los pies de Diego Costa y antes de rematarla,el defensa intentando quitarle la pelota a Costa, enseño el camino a la pelota hacia las redes de su propia portería.

Visto lo visto el mejor resultado que el Atlético de Madrid pudo arañar en un estadio difícil, contra un equipo que sabe a lo que juega. Correoso, no exento de calidad, que parece que nos tiene tomada la medida.  Cierto es que la jornada no estaba siendo propicia, la victoria del Barcelona lo había puesto líder, pues el Sevilla había empatado con el Alavés.  Nuestro próximo rival en liga. Pero como suele decir nuestro entrenador “Partido a Partido” y el siguiente en lid es el San Andreu en la copa del Rey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *