,

El Atlético B toma el Anexo de Gran Canaria

Dos goles de Borja y Mollejo le dan los tres puntos a los rojiblancos, en un gran partido que tuvieron controlado en todo momento

Por @AntonTuran

 

En este partido, el último de la primera vuelta, los rojiblancos se desplazaban al Anexo Estadio de Gran Canaria para jugar contra un Las Palmas Atlético que se encontraba cuatro puntos por debajo de los madrileños. Mientras los rojiblancos llegaban en esa buena dinámica, con cuatro victorias y un empate en los últimos cinco partidos disputados, los locales venían de sumar cinco de los quince últimos puntos posibles.

Juan Manuel Rodríguez, entrenador de Las Palmas, sacaba para este partido un once formado por Josep, Jesús Fortes, Álex Suárez, Athuman, Fondarella; Josemi, Fabio, Carlos González, Kirian; Toni Segura y Edu. En el banquillo se encontraba Roberto Núñez, ex-jugador rojiblanco que llegó a debutar en el primer equipo con gol incluído.

Por el lado del Atlético, Óscar Fernández salía con San Román; Solano, Tachi, Víctor Ruiz, Samu; Mikel Carro, Cristian, Carlos Isaac, Mollejo; Óscar Pinchi y Borja Garcés.

El encuentro comenzó con un Atlético mejor plantado, con las ideas claras y presionando arriba a los locales para ahogarlos y no dejarles salir jugando. Y así llegaba la primera gran ocasión en el minuto 5: un gran balón filtrado a la espalda de la defensa acababa con un zapatazo desde la frontal de Borja Garcés, que se iba ligeramente desviado. Ahí se producía el primer aviso del melillense, que a la siguiente que tenía, en el minuto 7, no perdonaba: combinación Mollejo-Pinchi, pase del delantero gallego al espacio y Borja fusilaba en el mano a mano. El mediapunta gallego demostraba su calidad y el delantero centro su olfato goleador.

A partir de ahí, la presión y el juego de Las Palmas mejoraban, pero sin  concretarse en ninguna ocasión. Sí concretaban los rojiblancos, que en el 17’ estaban a punto de anotar el segundo en un balón que Solano no lograba empujar en el segundo palo. El mismo Solano, en el 26’, protagonizaba una de las mejores jugadas del partido que acababa con el segundo gol: galopada imparable por la banda y centro preciso para que Víctor Mollejo remate de cabeza anotando el segundo en el marcador. Impresionante lo del chaval: diecisiete años y ya tres goles en la categoría. Una auténtica joya.

El fútbol rápido y a la contra ejecutado por los de Óscar Fernández, junto con una enorme solidez defensiva, se imponía con creces al fútbol de posesión estéril de los locales, que solo les servía para generar una ocasión en un remate de cabeza picado en un córner. La primera parte concluía con la lesión de Carlos Isaac en la espalda, que era sustituído por Ricard, y con un remate alto de Pinchi, que lo intentaba desde la frontal.

En la segunda mitad, Juan Manuel daba entrada a Yeremi y Rober tratando de recortar distancias, pero el panorama seguía igual: Las Palmas Atlético tenía la pelota sin conseguir crear ocasiones. Los de Óscar Fernández se plantaron bien, se organizaron, no dejaron una sola fisura atrás y disfrutaron cómodamente de la ventaja que tenían, sin generar peligro pero sin dejar que le crearan una sola ocasión. Esto habla muy bien de la solidez defensiva de los rojiblancos, con solo un gol encajado en los últimos seis partidos. Y así moría el partido.

 

El filial del Atlético comienza el año ganando y encadena ya seis partidos seguidos sin conocer la derrota; con cinco de ellos saldados con victoria. De esta forma, continúa la buena racha y la buena dinámica para los de Óscar Fernández, que se meten de lleno en la lucha por el playoff. El propio técnico declaraba al finalizar el partido: “esto es una carrera muy larga en la que vamos dando pasos. Con esta victoria acabamos bien la primera vuelta. Hay que seguir semana a semana. Vamos a disfrutar de este resultado pero enseguida tendremos que pensar en el Unión Adarve, un partido difícil el próximo domingo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *