,

Huesca 0 – 3 Atleti: El Atlético brilla entre la niebla

Los rojiblancos se resarcen ante el colista llevándose los tres puntos con una buena segunda parte, gracias a los goles de Lucas, Arias y Koke

By @AntonTuran

Los de Simeone se desplazaban al Toralín para disputar la vigésima jornada de liga y tratar de olvidar el batacazo de Copa. El partido comenzó con dominio de los locales, que se fueron diluyendo con el paso de los minutos hasta acabar sufriendo en la segunda mitad el empuje rojiblanco. Tras este triunfo, los del ´Cholo´ quedan atentos a lo que haga el Barça.

El Atlético llegaba a este partido tras la dolorosa eliminación de Copa frente al Girona y después de una victoria por un gol a cero frente al Levante. Simeone, que por culpa de la plaga de lesiones ( las últimas las de Gelson y Kaliniç) sólo podía contar con trece jugadores del primer equipo, tuvo que echar mano del filial, llevándose a Huesca hasta a seis canteranos y haciendo debutar a dos: Víctor Mollejo y Joaquín Muñoz.

El Huesca se presentaba después de perder frente al Leganés en su último desplazamiento y de ganar al Betis en una victoria que transmitía algo de ilusión a la hinchada, una hinchada que ve como el sueño de la permanencia se aleja poco a poco. Francisco, técnico oscense, podía contar para este partido con todo su equipo titular excepto con el capitán, Gonzalo Melero.También se estrenaban los dos últimos fichajes: Enric Gallego y Yangel Herrera; el primero como titular y el segundo desde el banquillo.

Simeone, que a causa de las lesiones no tenía mucho donde elegir, salía con la alineación esperada: Oblak, Arias, Giménez, Godín, Lucas; Rodri, Thomas, Koke, Lemar; Correa y Griezmann. De esta forma, el lateral derecho colombiano le ganaba el puesto a Juanfran, y demostró su gran nivel realizando un partidazo con gol incluído, al igual que Lucas.

Francisco, que contaba con la baja de su capitán Melero, hacía debutar al delantero centro Enric Gallego. A este le acompañaban en el once Santamaría, Miramón, Ínsua, Etxeita, Pulido; Musto, Moi Gómez, Rivera; Ferreiro y el Cucho Hernández.

El encuentro, jugado entre una intensa niebla, comenzó con el Huesca mejor plantado, con ganas de revertir su situación en la tabla. De esta forma, los locales tenían ya en el 11’ la primera gran ocasión del partido, con una chilena de Pulido, ex rojiblanco, que se estrellaba en el palo de Oblak. Dos minutos después, Josema Giménez despejaba un balón peligroso a punto de ser rematado por un jugador del Huesca, un Huesca que se lo creía y en el 16’ tenía de nuevo otra oportunidad clarísima en los pies del ´Cucho´: el colombiano se planta en el área, amaga, regatea a Oblak y realiza un potente disparo que el portero esloveno logra desviar por unos centímetros.

A partir de ahí, la niebla en el campo aumentaba y los rojiblancos despertaban y recuperaban poco a poco el control del juego. En el 19´ tenían ya la primera ocasión clarísima en la figura de Lemar, que desperdiciaba un mano a mano estrellando el balón en el cuerpo del portero. A partir de ahí los de Simeone se asentaron y tuvieron dos oportunidades, una en una falta de Griezmann que se iba alejada por poco y otra en un tiro de Rodri desde la frontal, que se marchaba sin peligro.

Corría el minuto 32’ cuando Lemar filtraba un gran pase entre líneas para Koke, que centraba desde línea de fondo para que Lucas Hernández fusilara la red de un derechazo. El francés, al que se le había relacionado estos últimos meses con una posible salida al Bayern, celebraba el gol gritando de felicidad mientras se tocaba el escudo. Su primer gol oficial de rojiblanco. Tras el gol, el Atlético tenía un mayor dominio del partido, aunque el Huesca seguía intentándolo con algún que otro centro peligroso que Oblak acertaba a atajar

sin problemas. La última oportunidad antes de irse a los vestuarios fue un disparo de Correa estrellado en un defensa.

La segunda parte comenzaba con un Atlético dominador y agresivo que buscaba ampliar distancias, y a punto estuvo de conseguirlo en un mano a mano de Correa que, una vez más, disparaba contra el cuerpo de Santamaría. No se haría esperar ese segundo gol, que llegaría en el 56’: centro magistral de Griezmann que Arias, llegando desde atrás, remata de volea al palo largo para subir el segundo al marcador. El gol era un premio al gran partido del colombiano, impecable tanto en defensa como en ataque, al igual que en los últimos encuentros. Menudo fichaje.

Después del segundo gol rojiblanco, el partido perdía ritmo e intensidad. El Huesca lo intentaba en una jugada en área visitante donde llegaba a rematar hasta tres veces, pero sin éxito. Francisco daba entrada a Gallar y a Herrera en busca del gol de la esperanza, pero eran los del ´Cholo’ los que sentenciaban el partido por completo en el 70’: un centro de Lucas desde la izquierda era rematado por Griezmann al larguero y el rechace le quedaba a Koke, que no perdonaba. Qué mejor manera de celebrar su partido 400 con el club de sus amores que con gol.  

El tercero del Atlético, además de dejar el partido completamente decidido, nos regaló el debut de una de las perlas de la cantera: Víctor Mollejo. El chaval de diecisiete años entraba en sustitución de Koke. A continuación, el ´Cholo´también introducía a Montero y, en el 89’, hacía debutar también oficialmente a otro de los futuros cracks rojiblancos: Joaquín Muñoz. Día que no olvidarán los jóvenes canteranos, que además de debutar vuelven a Madrid con los tres puntos.

Tras este partido, el Atlético se coloca segundo, a cinco del Madrid, y a espera de lo que suceda con el Barça esta jornada. Los de Simeone se resarcen de la eliminación de copa y se llevan una importante victoria que les permite seguir en la lucha por el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *