, , , , ,

Paco González, tú sí que eres feo

Por Luis C. Arcos

Ya han pasado un par de días desde que jugase el Atlético de Madrid en Huesca, con victoria por 0-3, y donde se produjo el debut con el primer equipo en Liga de Joaquín y Víctor Mollejo. He tenido tiempo para pensar en qué hacer respecto al personaje de la Cope, Paco González. En principio, pensaba pasar. No escribir sobre él. No darle más cancha. Pero no. No se puede ir de rositas este esperpéntico personaje del periodismo. No, al menos, por mi parte.

A este personaje no le tembló la voz el día del partido del Atleti a la hora de mencionar a Víctor Mollejo, y referirse a él diciendo “qué feo el pobre”. Deleznable lo de este imitador de periodista. Deleznable él, y sus marionetas de programa que le rieron su “gracia”. Vergüenza te tenía que dar, Paquito. Vergüenza. Aunque, a veces, para que te de vergüenza algo, lo primero que tienes que tener es eso, vergüenza. Y tú no la tienes. Qué ligereza la tuya para insultar y menospreciar a un chaval de 17 años. Ahora, ya, 18. Pero, en su momento, incluso era menor. Poco te he oído decir lo mismo de otros, como Modric, por ejemplo, pero eso ya son palabras mayores, verdad? Por un lado que puedes morder la mano que, presuntamente, te da de comer. Y por otro lado, que darías con un hombre, de igual a igual. Y eso ya son palabras mayores, verdad? No sabía que, además de torpe, eres cobarde, para meterte con un menor.

Qué triste que en los tiempos que corren, donde la preocupación por el acoso, el bullying y cosas como estas, sabiendo que, desafortunadamente, están a la orden del día, no tengas el tacto suficiente con tus comentarios. Unos comentarios que pueden herir a personas sensibles y que pueden hacer mucho daño.

Afortunadamente, no hay tanto pseudo periodista como tú. Sin respeto hacia los demás. Tal vez, algún día, tengas que entrevistar cara a cara a Víctor Mollejo cuando sea una de las figuras del Atleti, o incluso de la Selección española. Quién sabe. Entonces, qué le vas a decir? Vas a volver a llamarle feo? Te vas a intentar mofar de él? Ya no, verdad? Los cobardes, cara a cara, dejan mucho que desear.

Es increíble que una persona como tú, que eres el adalid de la belleza, te permitas esas licencias. Tú sí que eres feo. Pero más que físicamente, que también, eres feo de espíritu y de alma. Una persona sucia. Una persona sin valores. Esos son los valores que le das a tus hijos? Porque tienes hijos, verdad? Y podrían ser casi de la edad de Victor. Ay, Paquito, Paquito. No se puede caer tan bajo como tú lo has hecho. Ya apuntabas maneras con tus sandeces, pero ya has demostrado que no tienes límite.

Por otro lado, yo pensaba que ibas a salir a pedir perdón en los medios. En tu medio, la Cope. Pensaba que ibas a recapacitar, y que ibas a ser digno. Pero no. De todas formas, no me sorprende. Otra cosa habría sido una sorpresa para mí, la verdad.

Espero que, a través de este medio pequeño puedas ver la torpeza que has cometido y que sepas pedir disculpas. Primero al chaval. A Víctor Mollejo, que va para crack. Segundo, a su familia, que imagino que no le habrá hecho mucha gracia tu comentario. Tercero, a la familia atlética, que está muy enfadada, y prueba de ello ha sido la reacción mayoritaria por las redes sociales. Y, por último, a todos aquellos que se hayan podido sentir dolidos con tu desafortunado y ruin comentario.

Espero que llegue hasta ti este artículo. Si no es por ti mismo, por cualquier compañero tuyo, que de alguno se que nos lee y nos oye. O de cualquiera que te pueda apreciar. No es mi caso, la verdad. Pero alguien habrá.

A ver si, a partir de ahora, Paco, Paquito, Paquete, te piensas dos veces cuando vayas a hacer un comentario de esta bajeza.

Lo dicho. Tú sí que eres feo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *