, ,

90 años ya

                Han cambiado muchas cosas desde aquel 10 de febrero del año 1929, con aquellos cuatro partidos inaugurales, Arenas –Atlético 2-3, Español- Real Unión 3-2, el primer derbi Vasco Real Sociedad- Athletic de Bilbao 1-1 y Real Madrid- Europa 5-0. Del primer gol de un tal José Prat del Español, de imágenes en las que se veía a Zamora en la portería congelándose de frio.

             El nacimiento de las retransmisiones de radio que tenían a los radioyentes pegados a un transistor el fin de semana oyendo partido tras partidos por las ondas de radio. Cuantos recuerdos me trae eso a la mente, para aquellos que no podíamos permitirnos el ir a un campo a ver el futbol.

Y luego entro con fuerza la televisión, empezando a desplazar, aunque muchos años más tarde a las emisiones de radio. Un medio la televisión tan importante para la difusión de los partidos de futbol. Pasar de ver un partido a la semana gratis por que no existían todavía las televisiones de pago, a no retirar la vista del televisor para ver todas las ofertas que te dan las cadenas de televisión. Claramente para el que se las puedan permitir a día de hoy. Los que no, siguen pegados al otro medio, magnifico medio que sobrevivió al boom de la imagen, la radio.

                Ayer para celebrar los 90 años de la liga española ya sea retransmitida por un medio u otro, se preparó un encuentro que ya solo por sí mismo generaba ilusión, entusiasmo y que desde hace unos años hasta esta parte había generado Tensión. Tensión que demostraba la importancia de este partido, del derbi más importante de la capital y aunque otros lo nieguen, de esta de esta liga y por qué no decirlo de Europa.

                Jugaba El Atlético de Madrid –Real Madrid, un derbi que tenía mucha carga de tensión por lo que se jugaba en ese partido y no solo eran tres puntos o una posición en la tabla. Se jugaba la posibilidad de asaltar la liga recortando puntos al líder o de perder muchas opciones a seguir enchufado para pelear por la liga, por parte de uno. O para el otro recuperar el segundo puesto, engancharse a la liga y dar un golpe emotivo a su eterno rival.

Pero realmente lo que se jugaba era la dignidad de un medio, que de reciente implantación se pensaba que iba a dar justicia a las jugadas que en el pasado siempre se decantaban mayoritariamente a favor de los equipos grandes. Los equipos que ya todos tenemos en mente. El tan famoso Var, o asistencia por video al árbitro. Y que mejor partido para evaluar sus carencias, o sus aciertos que en el partido de ayer. Cuando la liga cumple 90 años. Y así demostrar a todos que había venido para impartir justicia y ser una clara ayuda a los trencillas que se encuentran sobre el campo arbitrando los partidos. Y muchos ayer salieron como si les hubieran violado, una agresión impune que uno se tiene que comer y aguantar porque no hay ningún sitio donde poder denunciar tal tropelía.

La sensación de impotencia, de que todo sigue igual, de que nada ha cambiado, campó ayer a sus anchas en el estadio Metropolitano, y no digo que ayer no hubiera jugadas para demostrar que el Var[FB1]  podía ser justo, muy justo o nada justo. De hecho, para unos fue muy justo y para otros ya digo salieron del campo con la sensación que siempre nos ha quedado con este equipo, equipo el cual se vio agredido en dos finales de Europa, donde también fue perjudicado enormemente, por lo menos, en mi humilde punto de vista.

Pero señores, ¿Para esto ha venido el Var? ¿Para seguir comiendo en la mesa de los señores? ¿Para seguir dando ventaja a los mismos, justificando con imágenes sus actuaciones vergonzosas? O realmente para asistir al que se ve perjudicado, jornada tras jornada. El video arbitraje no está para generar polémica, y sin embargo no hace otra cosa que generar polémica. No está para revitalizar esos medios periodísticos que se han convertido en siervos de la mano que les da de comer. Medios que se estaban viendo igualmente desplazados por la televisión y que ahora se quieren revitalizar vendiendo polémica o generarando polémica.

Feliz Cumpleaños hoy 10 de febrero de 2019, 90 años después todo ha evolucionado de una forma grandiosa. Todo se ha magnificado, se ha llevado a cotas impensables, para el beneficio del espectáculo.

 Pero con ello se ha matado, se ha desvirtuado un deporte. Un bello deporte que llenó de ilusión a aquellos que creían en la justicia, y la belleza de once señores contra otros once, sobre un terreno de juego en una lucha igualada, pero en una lucha noble, en una lucha altruista donde se imponía el que mejor había sabido competir.

Lo dicho Feliz cumpleaños Liga española, que tanto has evolucionado pero que poco ha cambiado las intenciones. Y me refiero a generar espectáculo, pues eso si se ha conseguido, a coste de desvirtuar un deporte, un deporte que nos da la vida, y también nos la quita.

                                  Por Felipe Belinchon.


 [FB1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *