, , , , ,

Por un Paseo de Leyendas, de verdad

Por Luis C. Arcos

Según el diccionario de la lengua española, la acepción de leyenda, es la de “Persona, colectivo o hazaña muy admirados, considerados inalcanzables”. Y eso es lo que el aficionado atlético quiere ver, y disfrutar en ese Paseo. El aficionado lo que quiere ver, cuando pasea por los aledaños del Metropolitano, es recordar a sus jugadores carismáticos, enseñárselos a sus hijos, y contar las hazañas que realizaron en el campo. Pasear entre los Luis Aragonés, Adelardo, Ayala, Luiz Pereira, Manolo, Abel, Calleja, Torres, Gabi… Y tantos, y tantos jugadores que se han dejado la piel por este equipo. Siempre habrá un buen recuerdo hacia ellos.

Como experimento, no ha estado mal, pero rectificar es de sabios. Y, si al club se le quiere dar la grandeza que le corresponde, desde la directiva hay que dar un paso atrás, y retirar las placas de los jugadores que no tienen ahí cabida, por muchos motivos. Hay que dar al César lo que es del César. No se puede consentir ver placas de jugadores que, estando en activo, y habiendo cambiado de club, por muchos partidos que haya jugado, no hayan respetado la zamarra rojiblanca, ni a sus aficionados.

Gestos como los de Courtois tras el derby, hacia los aficionados atléticos, no pueden pasarse por alto. Hay placas que no tienen cabida en este Paseo. El club debe revisarlo. Las placas deben ganarse, no sólo por partidos jugados, sino porque se hagan un hueco, los jugadores en los corazones atléticos. Ese debe ser el mejor homenaje a un jugador que ha sentido unos colores, y a una afición que les ha hecho un hueco en sus corazones.

Por eso, el Paseo de las Leyendas debe ser eso. De Leyendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *