, , , , ,

A Rey muerto, Rey puesto

Por Luis C. Arcos

Marcos Llorente ha sido presentado, en el día de hoy, en el Metropolitano. El jugador llega con el brillo en los ojos de un niño con la ilusión de abrir su juguete nuevo. Llega para darlo todo en su nueva etapa. Una etapa, por la que ya pasaron, aunque de diferente manera, su abuelo, Grosso, y su padre, Paco Llorente. Aquí se juntarán dos refranes muy españoles. No hay dos, sin tres. Y, a la tercera, va la vencida. Esta va a ser la buena.

En el Atleti, Marcos Llorente puede demostrar toda su valía. Un jugador con un físico tremendo, obsesionado con la forma física, y con un buen manejo de balón. Un jugador llamado a ser importante en el estilo del Cholo. De hecho, ya llevaban intentando su contratación desde hace un par de temporadas. Incluso estaba por delante de Rodri el año pasado, pero no pudo hacerse la operación, ya que el Madrid se remitió a la cláusula de rescisión, de 100 millones.

En el día de su presentación, ha sido muy claro sobre lo que espera este año. “Me atraía mucho el proyecto de este club y cuando surgió el interés no dudé en venir”. Así se expresó sobre el proyecto del próximo año. Cuando se le preguntó por los objetivos para la próxima temporada, Llorente dejó claro que “Nosotros aspiramos a competir, a pelear por todos los títulos, eso es lo que queremos hacer. tenemos capacidad y calidad para conseguirlo. Estamos deseando que esto empiece”.

Marcos Llorente viene para cubrir la espantada de Rodri. Un jugador que parecía que llegaba el año pasado con las ganas de demostrar su valía y con las ganas de volver al equipo de su vida, del que nunca debió salir, pero lejos de ello, Rodri va a salir del club por la puerta de atrás. De hecho, hoy el club ha dejado clara su salida dándole a Llorente el 14 de Rodri.

Pronto habrá quien empiece con las comparaciones entre los dos jugadores, pero son muy diferentes. Incluso, creo que el Atleti, en su conjunto, va a salir ganando en el cambio. Por una parte, se van a recibir 70 millones de euros por Rodri, mientras que Llorente llega por 30 millones, más 5 en variables. Y, en la parcela futbolistica, es cierto que Rodri dejó muy buenos números en cuestiones defensivas, cubriendo muy bien el balón, y en pases, llegando al 95%, incluso al 100% de efectividad en varios partidos. Hay que decir, también, que eran pases, en su mayoría, de poco riesgo. Pocos desplazamientos largos y mucho pase horizontal, o hacia atrás, buscando al compañero más cercano.

Marcos Llorente, sin embargo, es otro estilo de jugador. En ciertas cosas, parecido, en físico, juventud, y colocación, pero muy diferente en el control de balón y la llegada al campo rival. Tiene muy buen disparo desde larga distancia y tiene mucha llegada. Sus mejores registros los tuvo en el Alavés, donde ya se vio a un jugador sin problemas para echarse al equipo a la espalda. Incluso la temporada pasada, en los pocos partidos que jugó en el Madrid, hizo olvidar a Casemiro durante los partidos que estuvo éste lesionado.

Marcos Llorente llega con ganas, “Vengo a ayudar al equipo. si me necesitan voy a estar ahí. Es verdad que con mi familia creíamos que iba a ser lo mejor para mí, por el juego, por ser un gran club… Tengo ganas de conocer a mis compañeros y jugar a su lado”. Y aquí, deseando de verlo con la rojiblanca. Con ganas de ver que estos dos años de espera, tienen su recompensa.

A Rey muerto, Rey puesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *