, , ,

Héctor Herrera; un nuevo gladiador en las filas de Simeone

Por Antón Turan

El día de ayer resultó ser un gran día, frenético cuando menos, para toda la parroquia rojiblanca. Este comenzaba con la oficialización y posterior llegada a Madrid del primer fichaje, el central brasileño procedente del Oporto, Felipe Monteiro. Y, aunque ya al final de la tarde se producía el anuncio más ansiado y esperado por la afición, que no era otro que el de la joven perla portuguesa Joao Félix (ya un secreto a voces), procedente del Benfica y llamado a lograr grandes cosas, entre medias se producía otro anuncio más que esperado y conocido por todos los atléticos: el fichaje como agente libre del centrocampista mexicano Héctor Herrera, procedente también del Oporto.

El fichaje del mexicano, influenciado en mayor o menor medida por su incorporación como agente libre, sin pagar ningún traspaso, puede a priori no llamar tanto la atención como el resto de fichajes (todos, en cierta medida, eclipsados por el joven talento portugués ya ex del Benfica), pero es un movimiento realmente brutal, que numerosos medios apuntan a petición expresa del ‘Cholo’. Y es que el futbolista, sencillamente, tiene ese ADN Simeone, ese gen atlético, del que pocos jugadores disponen y que le hace estar más que preparado para cuajar en su nuevo equipo: liderazgo, garra, carácter, esfuerzo, lucha y sacrificio. Además, no contará como extracomunitario al tener, desde hace unas pocas semanas, el pasaporte portugués.

Podemos definir a Héctor Herrera como un centrocampista todoterreno, de ida y vuelta, que destaca sobre todo por su resistencia, que le permite estar corriendo y bregando todo el partido. Porque esa es su principal virtud: el sacrificio y el trabajo para el equipo, disputando cada choque con la misma intensidad en el minuto 1’ que en el 90’ y sin dar ningún balón por perdido. Algunos hablan de  “perro de caza”, un jugador insaciable que, además, posee una garra y un carácter brutal, muy similares a los del “Simeone jugador”, lo que le hace tener un perfil parecido. Un jugador hecho para el Atlético, que aportará todos esos atributos tan definitorios del conjunto rojiblanco, junto a ese empuje y fuerza a su centro del campo.

Siendo un jugador notable en ambos aspectos del juego, el defensivo y el ofensivo, aporta una buena cantidad de goles llegando desde atrás (de ahí esa definición de jugador de ida y vuelta), gracias a su buen disparo de media distancia, lo que se refleja en los 9 tantos anotados la pasada campaña en el Oporto. Esto lo convierte en un jugador bastante completo. Y si antes hablábamos de ese carácter, esa personalidad y esa garra que tan bien lo caracterizan, tenemos que destacar el liderazgo, otra de sus principales cualidades. Con más de 70 partidos internacionales disputados con su selección, con la que fue campeón olímpico en 2012 y disputó los últimos dos mundiales, es un jugador con gran experiencia y, sobre todo, un líder dentro del campo, lo que lo llevó a ser el capitán del Oporto las últimas temporadas. 

Como vemos, Simeone se refuerza con un reflejo de lo que él mismo transmitía como jugador (y ahora como entrenador); un centrocampista hecho para el Atlético, que aunque no llegue con el renombre y las expectativas de otros fichajes, no tardará en ser un fijo e indiscutible en sus esquemas. Porque ya lo saben: hay un nuevo gladiador en las filas del ´Cholo’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *