, , ,

Kieran Trippier; “el Beckham de Bury”

Por Antón Turan

Había una vez un niño de Bury, ciudad perteneciente al condado de Gran Mánchester (Inglaterra), que, como muchos otros niños, tenía un único sueño: el de ser futbolista profesional. Este niño, de nombre Kieran y apellido Trippier, era, al igual que su familia, un seguidor acérrimo del Manchester United. Y, como no podía ser de otra manera, tenía como ídolo y referente a la estrella ´red devil´e inglesa de aquel entonces: David Beckham. 

Pero el destino, a veces sorprendente, quiso que Kieran Trippier iniciase su carrera en la academia del Manchester City, eterno rival de su querido United. Pero esto no hizo decrecer su admiración hacia su ídolo, más bien todo lo contrario; siendo niño y durante toda su etapa formativa, Kieran practicaba el golpeo de falta de Beckham, veía videos y seguía practicando, día tras día, una y otra vez, hasta conseguir realizar un golpeo como el de la estrella inglesa. De ahí que, ya siendo un hombre y convertido un futbolista profesional, le bautizaran en su país como el ´Bury Beckham´, gracias a los auténticos golazos de falta que marcaba, y a ese golpeo tan característico. Esto, no lo olvidemos, jugando de lateral derecho.

Tras ir escalando peldaños en la academia de los Citizens, en 2007 firmó su primer contrato profesional y subió al equipo Reserva, donde ganó la FA Youth Cup. Tres años después, se uniría al primer equipo para la gira de pretemporada de los Estados Unidos en 2010. Pero Kieran nunca fue tenido en cuenta para el Manchester City, por lo que se fue cedido al Barnsley, donde anotaría 2 goles y 6 asistencias en la Championship. El año siguiente sería cedido de nuevo, esta vez al Burnley, que la siguiente temporada se haría ya con el pase definitivo del jugador. Sería precisamente en el Burnley donde se daría a conocer demostrando toda su calidad, llegando a anotar 12 asistencias en una misma temporada, metiéndose en el XI ideal de la Championship en dos temporadas consecutivas y destacando sobre todo en la última campaña ya en la Premier League, donde captó el interés y la atención de todo el fútbol inglés. 

Después de esa campaña, la de su explosión en la Premier, el ´Bury Beckham´ daría un gran salto en su carrera, fichando por el Tottenham, uno de los equipos punteros en la Premier y habitual participante en la Champions. En los ´Spurs´, de la mano de Pochettino, quien, por cierto, lo fichó como petición expresa, Kieran alcanzaría su mayor nivel, convirtiéndose en uno de los mejores laterales derechos del mundo. Sobresale especialmente su temporada 2017/2018, donde acabó con hasta 10 asistencias y fue la figura de Inglaterra en el Mundial de Rusia, lo que le valió un sitio en el once ideal de este campeonato. Dicho de otra manera, el mejor lateral derecho del Mundial.

En ese campeonato del Mundo todo el planeta fútbol pudo ver por qué es uno de los mejores laterales derechos, gracias a estas cualidades: gran destreza en los centros, una descomunal vocación ofensiva y una gran habilidad a balón parado. Trippier es un lateral de largo recorrido, que sube la banda una y otra vez, y que además cuenta con una enorme calidad que le permite participar como protagonista en la creación del juego. Posee un guante en el pie, lo que le permite realizar unos pases, centros y golpeos prodigiosos, como el que realizó para anotar el primer gol del partido Inglaterra-Croacia, de falta directa, que cautivó a todo el mundo y rápidamente fue asociado a los que solía anotar, cómo no, David Beckham.  

Así, preguntado por ese tema, el lateral reconocía que  “solía ver a Beckham y también a Pirlo, jugadores con esa virtud. Tenían una derecha sublime. Beckham era a quien más admiraba, por su técnica, sus centros, moviéndose y en pelota detenida”. Aunque al jugador de ahora 28 años no le gustaba esa comparación: “Lo dice mucha gente, pero no estoy ni cerca de las cualidades que él tenía. Era capaz de realizar entregas fantásticas, marcó muchos goles de falta directa y consiguió mucho durante su carrera. Lo único que puedo hacer yo es dar el máximo en cada oportunidad e intentar poner los balones como David Beckham”.

Tras ese Mundial y remontándonos ya a la temporada que acaba de finalizar, Trippier tuvo un año más irregular, pero siendo en todo momento un fijo y el lateral derecho titular de Pochettino. Llegó a disputar la final de Champions (como titular) con los Spurs, final que, como todos saben, no consiguió ganar. Así que, dentro de esa temporada ‘irregular’ según algunos, fue el lateral derecho titular del subcampeón de la Champions, y dejó claro que tiene calidad a raudales, con unos registros (nada malos) de 1 gol y 5 asistencias. 

Ya hace unos días conocíamos la noticia bomba: Kieran Trippier fichaba por el Atlético de Madrid, en unas cifras que sitúan sobre los 22 millones. El internacional inglés era el elegido por el ‘Cholo’ Simeone para hacer competencia a Arias y tratar de convertirse en el dueño del carril derecho del Metropolitano. El conjunto rojiblanco ya tiene en sus filas a uno de los mejores  laterales, que aunque tenga que pulir algún aspecto defensivo, su físico portentoso, una gran capacidad de recorrido y una definición prodigiosa en los centros, le permiten realizar subidas constantes a línea de fondo, consiguiendo así crear superioridad en tres cuartos frente al rival. Y, cómo no, ojo al balón parado: su diestra, al igual que la de su ídolo, es una amenaza constante para los rivales. El niño que soñaba con ser como Beckham, que también ha escogido su dorsal, el  ´23´, ya es rojiblanco. El Atleti ya tiene al ´Beckham de Bury’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *