,

Gira por las Américas (parte 2)

El Atlético de Madrid aplastó al Real Madrid con un contundente 3-7. Un resultado corto para los méritos de los rojiblancos, que daban una enorme sensación de peligro cada vez que cruzaban el centro del campo.

El partido empezó como hace un año, con gol de Diego Costa. Esta vez la asistencia fue de Joao Félix. El de Lagarto reflejó lo que fue el Atlético de Madrid durante esta inolvidable noche de julio, que muchos rojiblancos no olvidaremos en años: agresividad, seriedad y contundencia.

Minutos después Joao Félix se estrenaba con la casaca colchonera tras robo y asistencia de Saul.

La noticia negativa del partido fue la lesión de Morata, que había dado muy buenas sensaciones en los 15 minutos que duró sobre el campo. Su sustituto, para sorpresa de muchos, fue Correa. El argentino marcó el tercero tras dos toques-gourmet de Koke.

A estas alturas de partido, Koke y Saul evidenciaban que en el centro del campo mandaban ellos. El Madrid seguía con el horario de España, dormía mientras el Atleti aplastaba.

Antes del descanso el Atlético de Madrid ganaba ya 0-5.

En la segunda parte el control del partido le seguía perteneciendo a los de Simeone. El Madrid lo intentaba y metía más agresividad (a veces excesiva) … pero hoy solo había un equipo en el campo: el de las rayas canallas.

Llegaron el póker de Diego Costa, las expulsiones de Diego Costa y Carvajal, el gol maradoniano de Vitolo y las acciones de un gran Camello, que estuvo cerca de estrenarse en un derby.

El partido quedo 3-7. La sensación fue aún mejor.

Hoy el Atlético de Madrid recordó al de la liga 2013/14, con fútbol, seriedad y una extraordinaria calidad en las botas de Lemar, Saúl, Koke y Joao Félix. Queda mucha pretemporada pero ya se ve a estas alturas un equipo molesto, sobrio … y EXTRAORDINARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *