, , , , ,

Un punto, y a seguir

Por Luis C. Arcos

Habría sido un día muy propicio para que el Atleti se llevase los tres puntos, y ver desde lo más alto qué es lo que se venía en la jornada, pero no pudo ser. El equipo se dejó dos puntos ante un Celta muy ordenado, y que supo presionar en el centro del campo. Un Celta que ha ganado con los regresos de Denis Suárez, Santi Mina y Rafinha. Aún así, faltó fortuna, y sobró una noche bárbara de su portero Rubén Blanco. Unas intervenciones de mucho mérito permitieron que el Atlético no se quedase con los tres puntos en el Metropolitano. Una de ellas a cabezazo de Felipe, otras dos a João Félix, una a Lodi, que estuvo inmenso por su banda, aunque un poco impreciso en sus centros al corazón del área, y otra a Koke de disparo fuera del área.

Un partido, donde un equipo realiza 20 tiros a portería, no parece que pueda ser un mal partido. No parece que haya habido un equipo que no quiera jugar a nada. Aún así, hay mucho oportunista con las pistolas cargadas, esperando acontecimientos como este, para sacudir todos los cimientos y hacer mucho ruido, poniendo en bandeja los ataques de personajes como Matallanas (auto llamado atlético, pero sólo con la boca pequeña), Maldini (el que dijo que el Celta se mereció el empate), y compañía. Y poner en bandeja críticas desmesuradas contra el equipo, el Cholo, o lo que surja, con tal de desestabilizar. Todavía recuerdo los comentarios hacia la afición colchonera en El Chiringuito, por los cánticos a Cristiano, para desviar y no entrar de lleno en lo sucedido en París, con el Madrid.

Es cierto que no fue un gran partido. Es cierto que no hubo una continuidad en el juego, y que falta esa fluidez en tres cuartos de cancha, que pueda dar con más balones a los de arriba, y más ocasiones claras. Aún así, 20 tiros a puerta y 5 intervenciones magistrales del portero del Celta. Pero estamos hablando de un equipo, primero, que viene de un esfuerzo tremendo contra la Juve en Champions, y segundo, que es un equipo en remodelación. Un equipo que se tiene que volver a reinventar un año más, esta aún con más fuerza, debido a los jugadores tan importantes que se han ido. Pero un equipo que necesita paciencia. Una paciencia que se ve poco por cierto sector de la afición.

Es curioso ver los ataques al Cholo, y a ciertos jugadores que lo dan todo en cada partido. Koke, un jugador que, guste o no, hay que recordar que cuando falta en el campo el equipo lo nota enormemente. Saúl, un jugador todo terreno, que es el que más balones roba del equipo. Increíble.

De las cosas positivas del partido, me quedo con las subidas de Trippier (un jugador que ha calado ya muy hondo entre la afición), y de Lodi, llamado a hacer cosas muy importantes en este equipo, y el partido de Felipe. Un jugador con mucha experiencia y saber en su posición, y con muy buena presencia en ataque, en las jugadas a balón parado. Un gran remate suyo estuvo a punto de subir al marcador, nada más comenzar el partido.

Ya se sabe que los equipos del Cholo dan su mejor versión ya avanzada la temporada, y este, tan renovado, con más razón. Pero, con paciencia, estoy convencido de que veremos la gran versión de este equipo. No le demos de comer a quienes nos quieren destruir. No le demos razones a quienes quieren tapar las miserias de otros con ataques hacia el Atleti. Creo que muchos de los que dicen de no consumir, son los que más consumen.

Ahora sólo queda mirar hacia adelante y pensar en el partido del miércoles contra el Mallorca. Tres puntos importantísimos para esperar al Madrid a tope anímicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *