, , , , ,

Que no nos confundan

Por Luis C. Arcos

Gran entrevista, otra más, del Cholo en la noche del jueves en el programa El Larguero, de la Cadena Ser. Una entrevista, donde salieron muchos temas, se tocaron muchos palos, pero, sobre todo, me quedo con un titular: Que no nos confundan.

Llevamos un principio de temporada con muchos altibajos. Tan pronto parece que nos podemos situar en la cresta de la ola, como, de repente, se nos rompe la tabla y la ola nos engulle. Es posible que la gran pretemporada del equipo haya creado unas espectativas muy superiores a la realidad en la que estábamos. Una renovación de plantilla. Una renovación en puestos clave, con jugadores clave. Una recomposición con jugadores jóvenes, muchos de ellos, con gran perspectiva de futuro. Jugadores como João Félix, que su precio, de 120 millones, es comparable a los de Griezmann o Hazard, por ejemplo. Jugadores, uno de 30 años, y el otro que rozó la posibilidad de llevarse el balón de oro. Pero João tiene camino por delante, y, de llevar la progresión que parece, podría triplicar el precio que se pagó por él, con lo que podría ser hasta barato. Pero está por ver. Apuesta de futuro. Y otros jugadores como Lodi, venido del Panaerense, desconocido cuando vino, e internacional absoluto con Brasil ahora, después de su gran inicio de temporada con el Atleti. O Trippier. Otro gran jugador. Un lateral llamado a poder hacer cosas muy importantes en este equipo. Otro más, Felipe. Jugador experimentado, que también se está haciendo un hueco en el centro de la defensa. Incluso los que aún están contando poco, pero que Simeone tiene depositada la confianza en ellos, como Hermoso, Herrera o Marcos Llorente.

Con todo esta renovación, yo pensaba que esta temporada sería de transición. Intentar seguir compitiendo, poder entrar en Champions otro año más, y seguir generando ingresos económicos, y hacer un buen papel en Copa y llegar lo más lejos posible en Champions. Pero como dije antes, con la pretemporada que ha hecho el equipo, tengo que reconocer que mis espectativas crecieron a nivel máximo. Tanto por lo que se veía, como por la ilusión que transmitían desde diversos puntos. Sobre todo, desde un sector de la prensa de este país. Pero la realidad nos puso en nuestro sitio desde que comenzó la temporada. Y nos ha enseñado que hay que seguir viendo sólo el siguiente partido. Seguir compitiendo partido a partido. Y luego, ya, en marzo, si seguimos con posibilidades, no descartar pelear por todo. Si los jugadores logran tener la progresión que se espera, y se pueden finalizar todas aquellas jugadas que están aún muy verdes, quién sabe hasta dónde se podrá llegar.

Por eso, no logro entender las críticas desmesuradas a Simeone desde cierto sector de la afición atlética. Ya lo ha dicho Simeone, debemos estar juntos, para así ser más fuertes. No les demos de qué hablar, y de lo que comer a todos los que nos quieren contaminar. El equipo necesita tiempo. A jugadores como Costa o Morata no se les ha olvidado marcar goles. Esperamos este año que jugadores como Lemar, Vitolo, Thomas, Koke o Saul, den un paso adelante en este equipo, y que João tenga la tranquilidad que necesita para demostrar a todo el mundo quién es, y por lo que se le ha fichado.

En definitiva. Sólo queda estar tranquilos. Pensar sólo en el partido del Valencia. Llenar el Metropolitano, y seguir el camino que el Cholo nos enseña. Que no nos confundan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *