in , , , ,

Que no nos quiten la fe

Por Luis C. Arcos

Han pasado ya 16 jornadas de Liga, y el Atleti sigue sin encontrar el gol. Una cuestión que se antojaba temporal, pero que ya se está perpetuando en el tiempo. Un problema en el fútbol, si. Sin goles, no hay victorias. Y de las victorias viven los equipos. Y mucho más, los equipos grandes.

A este problema, el del gol, tenemos que añadir la baja de Diego Costa, por una hernia cervical, la nueva baja, esta vez, de Vitolo, la falta de arranque de un siempre esperado Lemar, y la corta plantilla. Y, por supuesto, una falta de liderazgo dentro del campo. Desde las salidas de Tiago, Gabi o Godin, el equipo se ha quedado huérfano de liderazgo. Pero eso dará para otro artículo.

Es evidente que la falta de gol está ahí, pero no la falta de ocasiones. 50 en los últimos tres partidos, con cero goles en el casillero. El partido contra el Villarreal fue otra prueba de ello. Aunque no fue un buen partido del Atleti, sí que podrían haber valido los destellos de João Félix, llamado a ser muy importante en este equipo, para haberse llevado los tres puntos. Un balón al palo, otro, que se le va arriba, y dos asistencias, una a Lodi, y otra a Koke, que se el quedaron sin recompensa. Probablemente, en una situación de más confianza en los jugadores, se habría materializado alguna de ellas.

Aún así, tenemos que seguir escuchando a cierto sector de seguidores que no se bajan de su negativismo, y quieren contagiar al resto. Siguen dando de comer a quienes nos quieren ver destruidos. Siguen dando carnaza a la prensa con sus comentarios contra Simeone. Ahora va a ser que Simeone es el que ha fallado las 50 ocasiones de gol que se han tenido en estos últimos tres partidos. Lo que hay que ver. Ha habido un comentario que he leído por redes a Patricia Cazón que ha dicho que la vida sin Simeone era un invierno constante. Y cuánta razón tiene. Y a lo que yo añado que lo que pasa es que hay muchos que se han acostumbrado a vivir en el verano tropical, y cuando llega el otoño se ponen malos.

Me acuerdo cuando se decía que no llegábamos, que no se tiraba a puerta, que se jugaba muy atrás. Ahora que el equipo se empieza a estirar, que llega, pero que no se encuentra con el gol, seguimos lapidando al Cholo. Y no miramos hacia donde hay que mirar de verdad. Qué triste. Lo que se necesita es fichar en enero. Se necesitan un par de jugadores contrastados. Un par de jugadores que descarguen de responsabilidad a João Félix, que nos lo vamos a cargar con tanta responsabilidad que se le exige con 20 años. Y no nos quedemos en los 126 millones que ha costado, porque, probablemente, en un par de años, valdrá 500. Pero hay que dejar que el tiempo curta a la gente. Pues si. Hace falta gol. Y eso lo dan los jugadores contrastados. Jugadores que tengan un peso importante internacionalmente. Entiendo que el club debe equilibrar sus balances, y tiene la losa del límite salarial, pero ahí, en esos terrenos, deben entrar otros responsables. Ni aficionados, ni jugadores, ni cuerpo técnico. Y se debe actuar rápido. Antes de que otros nos ganen por la mano.

El miércoles será un día en el que nos juguemos parte de la temporada, por ingresos y por prestigio. El miércoles recibimos al Lokomotiv en un partido, donde los rusos no se juegan nada, lo que les hace aún más peligrosos. Un partido en el que la afición debe estar a una con el equipo, dejándose la garganta en el campo. Como siempre. Y quien no esté dispuesto a ello, más vale que deje paso a quienes lo vayan a dar todo por el equipo. Llegan momentos de remar hacia una misma dirección, y de dejarnos de linchamientos, tan injustos, como innecesarios. El miércoles vamos a animar como si no hubiese un mañana y vamos a llevar al equipo hacia el objetivo de marcar y clasificarse para los Octavos final de la Champions.

Que no os engañen. Todos sabemos lo que buscan. Simeone ha hecho mucho daño desde su llegada a muchos. Madrid, Barça, Valencia o Sevilla estarían deseando, y respirarían a fondo si el Cholo no siguiera. No vamos a hacerles nosotros el juego. Ferguson y Wenger podrían ser ejemplos paralelos a Simeone, y miremos dónde se encuentran Manchester United y Arsenal desde su salida. No le hagamos el juego a quienes nos quieren hundir. Jamás.

El gol llegará. En cuanto se quiten la presión, y la ansiedad. Y con algún refuerzo que nos traigan los Reyes Magos. Pero llegará. Y entonces, todo irá como la seda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *