,

El fin no justifica los medios.

La verdad sea dicha, estoy muy indignado por el partido de ayer. Y no porque el Real Madrid fuera el ganador de la Supercopa de España, sino por ciertos lances sobre el terreno de juego, que me parecen antideportivos.

       Y ya no solo por ser antideportivos, sino que haya gente que los justifique, o sean motivos de alabanza. Mayormente porque hace quedar al “Fair Play” deportivo a la altura del betún.

       En si, la jugada a la que el que suscribe, le presta tanta atención. Es una entrada a cinco minutos de que finalizara el partido. De un jugador del cual no quiero pronunciar ni su nombre.

Una entrada por detrás muy fea, (dejémoslo ahí pues la intencionalidad ni se ve, o se quiere ver, ni se puede medir), que a la postre marco el posible resultado del partido.

El todo vale si mi equipo gana no es, ni debería ser motivo de exaltación, justificación o excusa, para que al jugador se le pase por la cabeza, que debe de hacerla, para salvar a su equipo de una posible derrota.

Mayormente porque esa entrada por detrás podría haber sido mas grave de lo que fue, ya que si hubiera lesionado al jugador, le hubiera mantenido en el dique seco mientras se recuperara de dicha lesión.

Y por ende hubiera perjudicado gravemente al equipo que le paga su nomina. Pues le hubiera dejado sin el único delantero puro que tiene entre sus jugadores.

De ahí mi indignación pues estos son los valores que les estamos enseñando a nuestros hijos. Que todo vale si esa acción favorece de alguna forma a mi equipo.

Pero aun mas me indigna, que le hayan dado a este jugador precisamente, el premio al mejor jugador del partido. Osea que encima que es expulsado, espero que la sanción que se le ponga este a la altura de dicho hecho. Por que ya solo faltaría que se fuese de rositas sin sanción punible.

 La acción que comete es tan grave, de ahí que fuera roja directa, y moralmente recriminable. Que encima este jugador es premiado por que el que le ha valorado, ha creido que ha sido el mejor jugador sobre el campo, incluyendo dicho hecho como positivo. Porque si te premian no creo que esta jugada se haya tenido en cuenta o se haya valorado como negativa.

Imaginaros esta situación extrapolada a otros deportes. Atletismo; a cien metros de la meta, un atleta empuja al otro para llegar primero. O en una carrera de coches o motocicletas, le das un pequeño toque tirándole de la moto o dándole una patadita, para desestabilizarle y llegar tu el primero.

Y estas cosas no me las invento que ya han pasado no son exageraciones mias. Incluido la omisión de socorro en un accidente en el Dakar, pues es mas importante ganar que auxiliar a una vida que puede estar en peligro. Y no es tan descabellado como parece, repito estos hechos ya se han dado en la vida real, y que con las oportunas sanciones se han tratado de corregir, dando a entender que ante todo esta el espíritu del deporte, Ganar al contrario en buena lid de la competición, y no a toda costa y por cualquier medio.

. Y esa es la mentalidad que debe primar, para una competencia limpia y sana. No podemos decir yo hubiera hecho lo mismo, en la misma situación.

Primero porque no seria verdad, y segundo porque estaríamos legitimando que esos hechos fueran normales, y no lo son. Y deberíamos evitar esos pensamientos, porque eso solo nos llevaría a ser como ellos, o a reconocer que el fin justifica los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *