in , ,

El fútbol y el silencio

Los aplausos del “Mono” y el golpeo del balón se volverán a escuchar en unos días

En los años 80 no se decía “en plan”. Sólo era tu hermano el otro hijo de tus padres. Cualquier profesor de lenguaje te daría una colleja si decías expresiones como “ni tan mal” o “banco a …”. Hablábamos castellano no “argentino”, no se empleaban expresiones inglesas-americanas para todo, los puntos eran puntos no unidades y los jugadores extranjeros de tu equipo eran 2 ó 3. Las camisetas eran clásicas y la publicidad empezaba a empañar las camisetas. Los estadios eran “color hormigón” y siempre había huecos.

También en los 80 vi el primer partido sin público. Nuestros vecinos de Concha Espina jugaron contra el Nápoles de Maradona. Los goles madridistas se jaleaban por los periodistas presentes.

Esos tiempos pasados volveremos a vivirlos dentro de unos días. Es cierto que los Atléticos nos vimos obligados a recordarlo hace unos años después del famoso incidente con el famoso Santos Mirasierra. Pero este año va a ser generalizado. Estadios con sonido como San Mamés, el Sadar o los sevillanos, igual que nuestro Metropolitano, se callarán. Se oirá al Cholo gritar y al Mono aplaudir, el golpeo del balón en un pase largo o en un duro disparo. Pero el silencio será el actor principal. El silencio del Calderón se traslada al nuevo Metropolitano.

En esas condiciones el Atleti tiene que remontar, recuperar plaza Champions y pelear por dar una gran despedida a nuestro Germán Burgos. Un señor más que un jugador o segundo entrenador. Un gran rojiblanco que prefirió jugar en segunda con nosotros antes que la Champions, defendió la portería rojiblanca en plena lucha contra el cáncer y renunció a ser entrenador en su país por ser segundo en nuestro equipo. Un ejemplo para todos nosotros y del que tenemos mucho que aprender.

Muchas gracias Germán y AUPA ATLETI SIEMPRE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *