in ,

COMO LA VIDA MISMA

 

 

Cuando estaba en edad estudiantil, un profesor de Física nos puso uno de esos problemas que a él tanto le gustaba ponernos, uno de esos problemas irresolubles.

Se ponía muy altivo y soberbio y nos preguntaba;

Si en un caso hipotético tenemos por un lado una fuerza demoledora e irresistible y por otro lado un muro infranqueable e indestructible, hablamos en caso hipotético, subrayaba esa cuestión siempre, pues todos sabemos incluido él que eso en teoría puede darse, pero en la vida misma no. ¿Que pasaría?, ¿Cuál seria el resultado, podría la fuerza imparable con el muro impenetrable, o vicecersa el muro pararía a la fuerza imparable?

        Un problema de difícil resolución pues el resultado practico siempre era que sus fuerzas se anulaban, pero como el nos volvia a repetir entonces no era una fuerza irresistible. O no era un muro infranqueable. Nunca supe la solución, aunque también digo que nunca suspendí Física.

                Pues hoy se va a dar ese dilema una fuerza irresistible, llamémosla Messi y un muro infranqueable, llamémosla Oblak. ¡Obi, obi, obi, obla, cada día te quiero más! Lo siento no pude resistirme a la tonadilla que siempre cantamos en el Metropolitano.

A dos horas de resolver este dilema, el empate seria lo más lógico según la resolución del problema. pero hoy creo y deseo que mi profesor de Física estuviera confundido y el resultado no fuese cero, que las fuerzas se anulasen. Hoy la física va a cambiar, hoy el muro infranqueable será definitivamente un muro infranqueable. No habrá fuerza irresistible, ni fuerza demoledora que pueda con él. ¡Ah! Pensar que ese muro esta reforzado por unos ladrillos y una argamasa que colabora a que ese muro sea infranqueable, nuestro Giménez y Felipe. O Savic que se lo pierde o porque no Hermoso también tiene su punto de colaboración.

Lo dicho dentro de unas horas sabremos cual es el resultado que se plantea esta noche. El futbol del tiqui-taca del Barcelona cuya punta de lanza se llama Messi. O el Futbol practico y correoso, que no renuncia a sufrir y morir sufriendo, de nuestro gran equipo NUESTRO ATLETICO DE MADRID.

                ¡¡ AUPA ATLETI !!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *