in , , ,

La filosofía rojiblanca

Una temporada sin término medio.

Corría el glorioso año 96 cuando estudiaba COU. Alguna de las asignaturas que “tocaba” estudiar no las soportaba. Una de ellas era Filosofía. Sin embargo, por esas cosas de la vida, una de las frases que suelo aplicar en mi vida es la siguiente : “la virtud está en el punto medio”. Esa máxima la dijo Aristóteles, uno de los filósofos clave de la historia de la humanidad. La Filosofía y yo, dos enemigos irreconciliables , nos juntamos para entender un poco el sentido de la vida, la prudencia y lo que los franceses llaman “saber hacer”.

Analizando la temporada del Atleti desde un punto de vista filosófico, podríamos calificarla como poco virtuosa, más bien llena de extremos que dañaron las sensaciones finales. Los extremos positivos fueron la eliminatoria contra el Liverpool, la semifinal de la Supercopa contra el Barcelona y la vuelta tras el confinamiento en la Liga. Los extremos dañinos: la eliminatoria en copa, la ausencia de victorias contra los equipos punteros de nuestra liga (un punto a valorar al ser el segundo año consecutivo) y la eliminación en la Champions.

Pero el Atleti es especialmente irracional y hablar de equilibrio sólo es aplicable al sistema de juego de nuestro Simeone. El Atleti es pasión, amor sin explicación y, por lo tanto, un “algo” que te mata o te llena de alegría. En ese contexto, creo que las alegrías y tristezas fueron pocas pero intensas, muy intensas. Tras la eliminación contra el Leipzig, todos nos quedamos decepcionados.  Nos dejamos llevar por el exterior y creímos que este año era el nuestro. Sin embargo no fue así… y seguramente el Atleti actual no está en disposición de pelear una competición que nos ha puesto una cruz. La Champions es como aquellos exámenes en los que tenías que pensar en sacar un 10 para poder alcanzar un vulgar 5.

 

¿El Atleti cumplió sus objetivos? En Liga y Champions sí. En Copa … fue el mayor desastre de la era Simeone. Pero no todo es tan sencillo. Hay muchas formas de cumplir el objetivo y este año se cumplió sin pasión. Sin embargo lo mejor de todo es el futuro y contar con Simeone y Oblak a nuestro favor.

 

El Atleti conoce su problemas: la generación de juego o juego entre líneas como se dice ahora, y el gol. El asunto será dar con los fichajes que conviertan el problema en solución y tener paciencia con nuestros jugadores, especialmente con los más jóvenes.

Mientras tanto … AUPA ATLETI SIEMPRE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *