in , , ,

El equipo de todos

La delgada línea rojiblanca separa el equipo de unos, de otros o de todos.

Hace 12 años de aquel día en el que dos rojiblancos cedieron su corazón a una España desierta de títulos desde 1964. “El Niño” marcó y Luis dirigió para derrotar a la Alemania de “Gualas”, como decía el “Zapatones”. Por aquel entonces España no era el equipo de todos. Dejó de serlo realmente desde que Luis primó el fútbol al marketing de la prensa, o lo que es lo mismo, desde que Raúl González empezó a ver los partidos de la selección desde casa.

 

Meses antes del triunfo en la Eurocopa, Luis inventó el juego vertical a base de toques y olvidó la “furia” para ser “la Roja”. Aquí voy a hacer un inciso: la España de Luis era vertical, pases cortos pero buscando que ocurriera algo. Posteriormente, del Bosque con su doble pivote inamovible y la falsa escuela del “jugar bien” (Guardiola, Quique Setién, etc.) destrozaron el modelo para convertirlo en un juego aburrido, lleno de pases horizontales en el que predominan los pases entre defensas en lugar de entre centrocampistas y los delanteros. Se cambió un juego vertical y ofensivo por un juego horizontal y defensivo vistiéndolo de ofensivo (si tienes la pelota no te pueden marcar goles).

 

Luis se fue dejando un equipo espectacular pero que no era de todos. Con del Bosque la prensa volvió a recordarnos que España era de todos otra vez. Pero en realidad no era así. Los atléticos y aficionados de otros equipos vimos que las brutales críticas a Luis venían de la prensa que quería colocar a los suyos. Luis, Marchena o Capdevila no formaban parte de ese “selecto club”.

 

Todo lo narrado me recuerda mucho a nuestro Atleti. El Atleti siempre ha sido muy peculiar: se valora más el equipo que a la estrella de turno; se apoya más cuanto peor está la situación y nos sentimos mejor con butacas estrechas que con butacas de lujo.

Cuando llegó “el Cholo” todas estas virtudes se agudizaron. Las famosas patas de la silla del Cholo: directiva, plantilla, cuerpo técnico y afición, se endurecieron con hierro forjado. Pero todo ha cambiado desde hace unos años. No sé si por la ausencia de novedad en el banquillo, por la falta de inversión en la plantilla o por la comodidad del nuevo estadio. Ahora todo aquel que opina diferente al otro se convierte en un mal atlético o se habla de la odiosa palabra: REPARTECARNÉ.

Unos defienden a la Directiva por encima de todo, criticando brutalmente al que no entiende la situación de cada año … porque siempre hay un motivo para no “invertir” en fichajes. Otros critican al “mejor gestor del mundo” porque la situación económica cada vez es peor con una plantilla y un 11 cada vez más débil. Otros sectores critican a Simeone por cualquier causa mientras que otros matarían por él. Lo mismo ocurre con nuestros canteranos Koke y Saul: sólo se coincide en que son los responsables de todo, aunque para unos sean de lo bueno y para otros de lo malo.

Yo, a título particular, no creo los números de la Directiva. Creo que el “mejor gestor del mundo” no lo es si no obtiene suficientes recursos para mejorar la plantilla del club y además deteriora las deudas a corto, medio y largo plazo según se puede ver en las cuentas anuales presentadas. Además, si dos periódicos como As y Marca, publican informaciones que defienden o critican la gestión del club, me da la sensación que lo único que hacen es defender sus propios intereses utilizando a nuestro Atleti. Eso me hace pensar mucho.

No creo que este año el Atleti acabe en segunda B, como dice un compañero de Radio Neptuno. Pero creo que es más que evidente que el nivel competitivo de la plantilla es inferior al de otros años. Hay jugadores que no “han podido salir” pero no porque el club se lo impidiera, sino porque el club les buscó salidas y no las encontró.

Dicho esto, siempre he creído que lo más importante es que el Atleti vuelva a ser el equipo de todos los atléticos. El famoso “no consuman” se aplique en todas las direcciones y que el atlético como entidad económica pierda de goleada contra el Atlético Pasión.

 

¡AUPA ATLETI SIEMPRE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *