Despacito Atleti

Despacito Atleti

Radio Neptuno, Tu radio del Atlético de Madrid

No me negarán que esto de ser colchonero imprime carácter. Un equipo y afición que desde que tengo uso de razón han pasado por la gloria y el infierno en cortos espacios de tiempo, por grandes victorias y las más amargas derrotas en cuestión de días. Pero si algo tenemos los atléticos es la ilusión permanente por alcanzar las mayores cotas de éxito a pesar de los golpes sufridos, que como bien dijo Simeone en rueda de prensa tras el partido de Leicester, se cimentan ahora en insistir, insistir y seguir insistiendo, parafraseando al bueno de Luis Aragonés con su ganar, ganar y ganar.

La eliminatoria contra los ingleses, no nos engañemos, nada tuvo que ver con los cuartos de la edición pasada o los de 2014. Y ahí puede radicar la clave del éxito para este año. Porque a pesar de que en el partido de ayer hubiera fases donde el equipo lo pasó mal, el desgaste físico y mental de este cruce ha sido infinitamente menor que el sufrido contra el Barcelona el pasado año.

La única duda que se plantea es ir a cerrar los partidos arriba cuando el Atlético muestra una clara superioridad sobre el contrario o echarse atrás esperando cogerles a la contra. Frente al Leicester pasó esto último en la vuelta, soportando un dominio del rival basado en el lanzamiento de balones al área y desbordes por banda, con el consiguiente peligro para Oblak. Sin embargo, la cara mostrada en la ida frente al Bayer Leverkusen fue una apuesta más valiente que la acontecida frente a los ingleses, sellando prácticamente el pase a la siguiente ronda en tierras bávaras.

 

En ambos casos, el resultado fue positivo y créanme que no me atrevo a decantarme por la mejor estrategia para nuestros intereses después de tantas victorias importantes. Eso sí, cada vez está más cerca ese ansiado objetivo que es nuestra primera Champions aunque mal haríamos todos si con este pequeño gran paso para el Atlético de Madrid lo convirtiéramos en el definitivo para ir a Cardiff. Queda todavía lo más difícil, que es superar las semifinales contra otro conjunto muy superior en juego al de los Foxes.

Aunque en esa larga travesía, se sigue demostrando el partido a partido como nuestra mayor fortaleza para alcanzar los objetivos (el Español espera). Y el despacito versión Atleti, como el mejor complemento.

Crónicas de un colchonero

Manuel García