EL ATLETI PUEDE METERLE MANO AL TAS y A LA FIFA

EL ATLETI PUEDE METERLE MANO AL TAS y A LA FIFA

Radio Neptuno, Tu radio del Atlético de Madrid

Por SANTIAGO MARISCAL. Colaborador de Radio Neptuno. La mejor emisora colchonera del mundo.

El 11/07/2007, la Comisión Europea manifestaba en el libro blanco sobre el deporte:
Todos los ciudadanos deberían tener acceso al deporte.
El deporte desempeña una función social, también puede facilitar la integración de los inmigrantes y las personas de origen extranjero en la sociedad, y servir de apoyo al diálogo intercultural.


El Atleti ha sido sancionado por los casos de menores, que llegaron al club entre el 2007 y el 2014.
La FIFA, no incorporó el reglamento de correlación de transferencias, al Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, hasta octubre de 2010.
Por consiguiente, las federaciones y los clubes no tuvieron obligación de utilizar el sistema hasta dicha fecha.
De manera que la FIFA, vulnera el principio de irretroactividad.
Este principio indica que una ley no puede tener efectos hacia atrás en el tiempo; ya que sus efectos solo operan después de la fecha de publicación oficial.  


La FIFA, indicaba que el Atleti ha recibido un apercibimiento y se le ha concedido un plazo de 90 días para regularizar la situación de todos los menores afectados.
Los principios del derecho sancionador se fundamentan en el principio de legalidad.
Un apercibimiento debe realizarse antes de imponer una sanción, nunca después. 

El TAS, no ha estudiado las condiciones particulares de cada uno de los menores afectados, sino que ha sancionado en conjunto global.


Así mismo la FIFA, no habría aplicado el principio de proporcionalidad.
El cual debe de guardar una adecuación entre la gravedad del hecho constitutivo de la infracción y la sanción aplicada.
Considerándose diversos criterios para la graduación de la sanción, tales como la existencia de intencionalidad, la naturaleza de los perjuicios causados, o la reincidencia.

El Atlético de Madrid, no ha traído a ninguno de los menores en contra de su voluntad, ni la de sus progenitores.
La academia de nuestro equipo es una de las mejores del mundo. 
Cada uno de los menores que el Atleti ha traído al club, son mimados por la familia rojiblanca, para que puedan desarrollarse deportiva y culturalmente


El 25/10/2016, la Comisión Disciplinaria de la FIFA, sancionaba a la RFEF, con una multa de 200.000€, tras rechazar su recurso.
La sanción fue impuesta por violar varias disposiciones relativas a los fichajes y la primera inscripción de futbolistas menores de edad extranjeros.
Entre ellas se encontraba el art. 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores
Concediendo un periodo de 6 meses para que la RFEF modificara el marco regulatorio y el sistema de transferencia de menores vigente en España.
La investigación se centró en futbolistas menores que participaron en competiciones con el Atlético de Madrid y el Real Madrid. 


Sancionando a la RFEF, la FIFA, reconocía al culpable, en el caso de los menores. 
En España, las inscripciones de las fichas de los jugadores menores de edad, se tramitan a través de las federaciones territoriales y estas se encargan de hacerlas llegar a la RFEF. Para que ella sea la que solicite el transfer a la FIFA.
Kepa Larumbe Beain, abogado de la RFEF, reconoció ante el TAS (en el caso del Trampas) que la RFEF, no consideraba necesario el transfer de la FIFA en el caso de los menores de 12 años.
Queda muy claro que la culpable es la RFEF, que decidió y mal, por su cuenta. Lo que ha valido en el caso del Madrid y por lo tanto por pura lógicadebe exonerar también al Atleti.


¿Entonces por qué conformarse con la sanción? ¿Acaso no existen abogados del Atleti que estén dispuestos a defender a su club? No hay peor ciego, que el qué no quiere ver. Ya que solo consideran al Atleti, como un negocio más, al menos que lo cuiden en condiciones. 
¿Por qué diablos tenemos que pagar por la falta de cordura de la FIFA y la dejadez de la RFEF?
El Atleti, no debe de conformarse con esta injusticia. Hay motivos para continuar luchando. El TAS ha cometido irregularidades en nuestra sanción y por ahí deben sacar carnaza nuestros abogados.
Debe ir contra la decisión adoptada por el TAS, por la justicia ordinaria, e incluso acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, como último recurso.

¿Somos Atléticos o somos huevones?