Un Atlético como todos deseamos…

Un Atlético como todos deseamos…

Radio Neptuno, Tu radio del Atlético de Madrid

Un Atlético como todos deseamos…

En ocasiones, según leo o escucho, tengo la sensación o la impresión, cuando no el convencimiento, de que algunos que se autodenominan atléticos piensan o consideran que este club nuestro se alimenta del aire, que no precisa nada o casi nada, que los jugadores –buenos o menos buenos- nos brotan desde arboles imaginarios, que estar donde estamos es consecuencia única y exclusivamente de la suerte que hemos tenido con la llegada de la actual dirección deportiva, sin olvidarse del plantel que nos llegó como tabla rasa para empaparse con una filosofía.

En ocasiones, según leo o escucho a algunos que se denominan a sí mismos atléticos me siento triste. Así es, me apena leer y escuchar su cainismo, sus críticas malsanas contra la actual directiva/gerentes del club. Sus críticas contra la dirección del club ya empiezan a ser cansinas. Para estos “atléticos” los actuales directivos son, o mejor dicho, están como al margen, como si fuesen tangentes, cuando no contrarios al crecimiento del Atleti, como si de la progresión de nuestro Atleti, la actual dirección no hubiese sido parte fundamental.

No alcanzo a divisar donde terminará esta situación, pero si profetizo que no será para bien. Ya está bien de tanto recurrir al pasado –turbio por supuesto-, pero lejano. Ya está bien de recordarnos en cada artículo las miserias de los otros, como si nosotros estuviésemos libres de ellas. Ya está bien de hacerle el juego a quienes mantienen guerrillas particulares. Ya está bien de tanta crítica destructiva… Todos conocemos de dónde arrancan esas críticas…, todos somos muy conscientes de las sentencias jurídicas y de los manejos para que prescribiesen…, ya todos sabemos quién fue condenado y quién no, todo eso lo sabemos, no hace falta que nos lo estén refregando constantemente. Ya basta. Este es el momento de parar esta dinámica, de cerrar esa puerta, este es el momento de mirar al presente y sobre todo de mirar al futuro todos juntos.

Un club de futbol se asienta, fundamentalmente, en tres pilares: la dirección/gestores, la deportiva y los aficionados; y cada uno debe, no solo saber el espacio que le corresponde, sino también darle dicho espacio a los otros. Pues bien, bueno será que cerremos entre nosotros heridas que lo único que hacen es disminuirnos, bueno será compaginar nuestro amor por este club sin atavismos del pasado, sin rencores, oiga, sin resentimientos, y si los tenemos, seamos generosos para valorar lo que se hace bien. Pero también bueno será que en aquello que constituye el alma del club, es decir, nuestra liturgia, se tenga en cuenta a la afición. Bueno será que desde la dirección/gestores se busquen fórmulas para que los aficionados puedan expresar su voz sobre aquello que pertenece a todos. No puede darse otro caso como el del escudo. La directiva/gestores tiene que tener la sensibilidad suficiente para buscar fórmulas de participación para que cualquier tema relacionado con nuestra liturgia –recordar simplemente que se ha ido desarrollando en más de cien años- se tenga presente el sentir y la opinión de una de las columnas fundamentales de todo club: los aficionados. Desde ahí, desde esa sensibilidad, se puede y se debe exigir también sensibilidad a esos “atléticos” para que contribuyan a progresar en un Atlético de Madrid donde todos quepamos. O como dice nuestro himno para “luchar como hermanos”. No puede ser que en despedidas del estadio Calderón estuviesen presentes el pilar deportivo y el de los aficionados, y se dejase al margen a la directiva-accionista-gestores. No puede ser. No puede ser si queremos un Atlético como el que todos deseamos.

Un saludo para todos.

Feliz verano

20170704

badosant@gmail.com