Duro grupo de Champions

Duro grupo de Champions

Radio Neptuno, Tu radio del Atlético de Madrid

El estadio Wanda Metropolitano verá mucho nivel en su primera temporada de fútbol. El sorteo de la Champions ha querido emparejar al Atlético de Madrid con el Chelsea, la Roma y el debutante y desconocido Qarabag. Un grupo duro para los rojiblancos sin poder reforzarse por la sanción de la FIFA. Bonito reto para los hombres del 'Cholo' Simeone. El objetivo es Kiev.

@fgarcia1986

Ganar la Champions League no es fácil. Y el primer reto del Atléti será pasar un grupo complicado ya que Chelsea, Roma y los propios rojiblancos se juegan dos plazas. Si repasamos los últimos años, los colchoneros ha sido seminfinalistas y finalistas. ¿Quién debería tener el miedo? El 'coco' es el Atléti. En lado positivo, dos viajes cómodos a Londres y Roma. Pero, negativamente, hay otro a Azerbaiyán. Largo... y trampa. Sólo hay que recordar al Astaná de la temporada pasada.

El morbo está servido. Todo el verano -y aún sigue- con el asunto Diego Costa y el Chelsea. Los 'Blues' se medirán a los pupilos del 'Cholo'. El vigente campeón inglés también está teniendo un verano extraño con los fichajes. Es más, a día de hoy, su entrenador, Antonio Conte, sigue pidiendo más fichajes. La baja de Matic es un gran contratiempo. Las grandes contrataciones son Morata, Bakayoko y Rüdiger. Una plantilla inacabada. Aunque aún quedan días de mercado.

El Chelsea del mano del entrenador italiano juega un 3-5-2. Modelo que trajo de la Juventus, que hizo campeona varios Scudettos. Un sistema con laterales de largo recorrido, Marcos Alonso y Moses. A día de hoy con poco poder organizativo, ya que juega con tres pivotes de perfil defensivo; David Luiz, Bakayoko y Kanté. Una línea de tres centrales con Azpilicueta, Rüdiger y el danés Christensen. En la portería un seguro y exrojiblanco Thibout Courtois. Arriba, Morata es la esperanza de Conte junto con Hazard. Además, cuentan con jugadores de calidad como el habilidoso Williams, la clase de Cesc, el empuje de Pedro o el rápido delantero Michy Batshuayi. Un campeón de la Premiere aún en obras, pero un rival de altura.

El otro hueso del grupo será la Roma. El equipo que está armando Monchi desde hace meses va a tener un reto complicado. El equipo capitolino ha sido uno de las escuadras con más fichajes del Calcio en este verano. Jugadores jóvenes con futuro como le gustan al director técnico español. Por otro lado, también ha tenido bajas importantes como las de Salah, Rüdiger y Paredes. Por supuesto, destacar la baja de Totti, el eterno capitano, ya retirado. No obstante, el equipo giallorosso ha tenido incorporaciones interesantes como Karsdorp, Cengiz Ünder, Pellegrini, Héctor Moreno, Gonalons, Kolarov y Defrel. Sobre todo, fondo de armario con futuro y calidad por un lado, experiencia y madurez por otro.



Eusebio Di Francesco utiliza un 4-3-3 como modelo de juego. El meta Alisson deja alguna duda en cuanto a su fiabilidad. Una defensa de cuatro con laterales de largo recorrido como Bruno Peres y Kolarov. Los centrales son la tarea pendiente de la Roma, Manolas y Juan Jesús son jugadores correctos, pero con despistes importantes. Un trivote en el medio de campo, de mucha fuerza, intensidad, llegada al área, rematadores peligrosos en juego aéreo y con disparo muy peligroso desde fuera del área. El veterano De Rossi, el pulmón holandés Strootman y el todoterreno belga, Nainggolan. Arriba un tridente compuesto de dos jugadores por fuera con libertad como son Perotti y Defrel y arriba el tanque bosnio Edin Dzeko. Un equipo que puede crear problemas si no se sale concentrado al encuentro.

Además de las altas y el once, cabe destacar jugadores que perfectamente podrían ser titulares como el comodín Florenzi, el habilidoso El Sharaawy, el central argentino Fazio o el joven brasileño Gerson.

Por último, el gran desconocido y debutante, el Qarabag. El conjunto azarí es una de las grandes sorpresas tras haber eliminado al Copenhague en la fase previa. Un equipo azotado por el conflicto Armenia-Azerbaiyán. Los partidos los tiene que jugar en Bakú, la capital. Su propio presidente, Tahir Gozal, salvó al club de la quiebra a través de su propia empresa, el holding 'Azersun' en 2001. El Qarabag -ha ganado cuatro Ligas y tres Copas seguidas- se ha convertido en un icono nacional. Además, será el primer equipo del país en disputar la máxima competición continental.

El equipo lo dirige el técnico y exjugador azerí, Gurban Gurbanov y juega con un 4-3-3. Su estilo es trata de tener el balón. Dos jugadores españoles juegan en sus filas, Michel, que jugó en el Getafe y Dani Quintana que jugó en Nástic. A priori es la llamada 'cenicienta' del grupo, pero confiarse en estos partidos suele ser sinónimo de susto o error que se puede pagar caro en un grupo tan complicado.