Pulso a Simeone

Pulso a Simeone

Radio Neptuno, Tu radio del Atlético de Madrid

Manuel García

Duros momentos los vividos ayer el nuevo Metropolitano tras el partido contra el Qarabag. Creo que nadie en su sano juicio podía prever el empate frente a un conjunto novel en la máxima competición europea pero que bajo mi punto de vista jugó ordenado y con un plan bien elaborado.

El partido creo que tuvo tres partes bien diferenciadas. Una primera hasta el minuto 15 donde creamos varias oportunidades claras dominando al rival, una segunda hasta el final del primer tiempo donde los azeríes llevaron el control del juego hasta la culminación del gol, otra vez, a balón parado y de cabeza y una gran segunda parte disputada por los rojiblancos que debió fructificar en algo más positivo que el gran gol de Thomas.

Sin embargo, llevo comprobando en estos últimos partidos que la sensación que te queda después de vivirlos en directo es distinta a la de verlos y analizarlos en televisión. Yo sí tuve la impresión tras el encuentro que el Atleti no hizo un buen partido, quizás por la ansiedad personal de ver llegar ese segundo gol que nos habría metido en la pomada de la clasificación directa a octavos.

Como decía, tras ver el partido en diferido la sensación que me queda son unos jugadores que lo intentaron hasta la extenuación y que por ese misterio que tiene el deporte rey, no siempre gana el que mejor juega o más expone. Griezmann y Gameiro no tuvieron su noche pero no puedo reprochar nada a este equipo que tanto nos ha dado y que ayer volvió a intentarlo sin fortuna de cara al gol. Ni a un entrenador con el que alcanzamos de nuevo la gloria y que todavía le estará dando vueltas al porqué la pelota no traspasó las mallas por segunda vez.

Aun así, sirva esta modesta columna para sugerirle a Simeone que se olvide de supuestos pulsos del destino y tenga una conversación sincera y a pecho descubierto con cada uno de sus jugadores. Estoy seguro que tras ello, lo verá todo más claro y tomará las decisiones adecuadas para mejorar el juego y los resultados del equipo de aquí a final de temporada.

Sigo creyendo en este Atleti.